martes, 13 noviembre 2018
05:22
, última actualización
Local

"Tuve la sensación de que Nóos no era transparente"

El yerno del Rey coloca a su exsocio Diego Torres y al expresidente Matas como responsables únicos del saqueo de Baleares.

el 27 feb 2012 / 21:15 h.

TAGS:

Iñaki Urdangarin, a la salida de los juzgados de Palma.

El Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, afirmó ante el juez instructor del caso Palma Arena, José Castro, que cuando en 2008 rompió relaciones con su exsocio al frente del Instituto Nóos, Diego Torres, tenía "la sensación de que las cuentas no eran transparentes" si bien no lo denunció entonces porque decidió acometer otros proyectos.

En su declaración, a cuya transcripción tuvo acceso la agencia Europa Press, incidió además en que tampoco "tenía las evidencias legales que posibilitaran denunciarlo". Es más, al ser preguntado por el fiscal anticorrupción Pedro Horrach si hoy tiene planteado denunciarlo, aseveró que "de momento no".

El imputado en el marco de la pieza 25 del caso Palma Arena recordó que conoció a Torres cuando éste era su profesor en Esade y, a pesar de que en un primer momento la relación "fue la propia de profesor-alumno", a mediados de 2002 fue contratado su exsocio y otros profesores de Esade a fin de organizar una consultoría para Octagon S2.

En su comparecencia, el marido de la Infanta Cristina manifestó que desde 2008 no ha vuelto a ver a Torres, a quien atribuyó las decisiones adoptadas a través de Nóos en materia económica y administrativa.

El duque de Palma negó además en su declaración como imputado haberse puesto de acuerdo con el expresidente del gobierno balear Jaume Matas para "defraudar a la Administración". Insistió en su tesis anterior: Si hubo algo raro fue cosa de su exsocio Diego Torres, no suya.

En este sentido aseguró que de forma directa sólo contactó con Matas una sola vez, mientras que otras veces todo lo hizo por mediación del ex director general de Deportes de Baleares, José Luis Pepote Ballester. Su testimonio ocupa 43 páginas y a su transcripción tuvo acceso la agencia Europa Press. En su comparecencia, el yerno del Rey incidió en que ni él personalmente como tampoco el Instituto Nóos ni Aizoon han hecho "negocio alguno con el señor Matas".

Mientras el yerno del rey intentó dibujarse a sí mismo al margen de un trama de saqueo de arcas públicas, las acusaciones consideran a Urdangarin y Torres responsables de urdir un entramado societario cuando ambos estaban al frente de Nóos con el fin de apoderarse de los fondos públicos y privados que recibía la ONG. Para ello, fijaban precios desproporcionados por los servicios que prestaban a la Administración y posteriormente simulaban trabajos ficticios a sociedades pantalla del entramado societario de Nóos. Cantidades que acababan presuntamente en manos de empresas controladas por los dos imputados.Todo ello a través de mercantiles de las que eran propietarios y administradores: Nóos Consultoría Estratégica, Aizoon S.L. -de la que la infanta Cristina es copropietaria al 50%-, Virtual Strategies S.L., Shiriaimasu, Intuit Strategy Innovat y De Goes Center For Stakeholder Management, empresas que centran el foco de atención de las investigaciones junto al propio Instituto Nóos, que entre 2004 y 2007 recibió del Govern balear y la Generalitat Valenciana 5,8 millones de euros, mientras que de entidades privadas percibió hasta 4,4 millones.

Entretanto, el portavoz de Iñaki Urdangarin, Mario Pascual Vives, negó que éste tuviera una cuenta en Suiza, lo que es totalmente legal, pero que en medio de toda la vorágine de datos sobre presuntos fraudes no contribuye al nombre de su defendido. "No es así. No tiene ninguna cuenta en Suiza", aseguró tras el maratoniano interrogatorio al duque.

Los duques de Palma se alojaron en Baleares dentro del Palacio de Marivent, donde veranea la familia real. Llegaron ayer a Madrid procedentes de Palma. En el deriva del caso hacia Valencia, su alcaldesa aseguró que ella no ha firmado "nada" relacionado con Nóos y pidió que no se "busque donde no hay".

  • 1