martes, 18 diciembre 2018
14:36
, última actualización
Economía

«Tuvimos que salir fuera y triplicamos la facturación en dos años»

Este sevillano logró vencer una caída del negocio de las renovables del 70% y de los 60 millones de facturación en 2014 prevé pasar a los 72 en 2015.

el 21 dic 2014 / 12:00 h.

TAGS:

Miguel Somé Domínguez, en instalaciones de Prodiel en el polígono industrial Carretera de la Isla, en Dos Hermanas. / MANUEL GÓMEZ Miguel Somé Domínguez, en instalaciones de Prodiel en el polígono industrial Carretera de la Isla, en Dos Hermanas. / MANUEL GÓMEZ ¿Cuándo nació la empresa Prodiel y por qué motivo? –La empresa nació en Sevilla en 1994, con el objetivo de dar servicio a las compañías eléctricas de Andalucía, esencialmente a la antigua Sevillana de Electricidad, para la construcción y mantenimiento de redes eléctricas convencionales. –¿Qué plantilla tiene? –410 trabajadores en cinco países. –¿Dónde tiene sedes? –En España, además de nuestra sede central en Dos Hermanas contamos con otras en Málaga, Granada, Motril (Granada) y Valverde del Camino (Huelva). En el plano internacional contamos con sedes en Chile, Perú, Colombia y Marruecos. –Conocemos que han sido los encargados de instalar las placas solares de la torre Pelli, ¿qué otros proyectos destaca? –Desarrollamos importantes proyectos de mantenimiento de redes eléctricas en España, Perú y Colombia para las principales multinacionales del sector de la generación, distribución y transmisión. Dentro de las energías renovables estamos desarrollando importantes proyectos en Chile, donde en el último año hemos construido los mayores y más importantes proyectos fotovoltaicos que se han desarrollado en ese país, que es motor a nivel mundial de las energías renovables. En depuración de aguas estamos construyendo cinco depuradoras en Marruecos. –¿Qué proyectos tiene ahora en cartera? –En la actualidad nos encontramos desarrollando dos proyectos fotovoltaicos de 60 y 18 MW en el norte de Chile, lo que suponen una inversión aproximada de 112 millones de euros y una creación de 200 puestos de trabajo en España. –¿Cuáles son sus principales clientes? –Son grandes multinacionales de la generación, distribución y transmisión eléctrica, así como los grandes productores de energía, mediante tecnología renovable, y organismos públicos relacionados con la depuración y tratamiento de aguas. –¿Cómo les afectó la crisis? –Como a casi todas las empresas españolas y andaluzas nos afectó notablemente ya que todo nuestro negocio, hasta 2012, se encontraba en España. La parálisis inmobiliaria, que frenó en seco la creación de nuevas infraestructuras eléctricas, unido a los continuos cambios regulatorios que hemos tenido en España en materia renovable, hizo que en 2013, en España, nuestra cifra de facturación disminuyera en casi un 70 por ciento. –¿Cómo sortearon estos malos tiempos? ¿Apostando por salir fuera de España? –Pusimos en marcha un plan estratégico con el horizonte situado en 2016 que nos permitiera crecer y fortalecernos en el mercado, lo cual pasaba inexorablemente por la internacionalización de la compañía y por la creencia en el talento, en la profesionalización y en la mejora continua de nuestro equipo humano, verdadero artífice de que en la actualidad nos encontramos presentes de forma estable en cinco países y que hayamos triplicado nuestra cifra de facturación en dos años, estando previsto que alcancemos los 60 millones de euros en 2014, cifra que deberá situarse en 72 millones para 2015. –Las decisiones del Gobierno central afectaron al sector de las energías renovables. ¿Cómo ve al sector ahora? –Las decisiones de los dos últimos equipos de gobierno en España han sido verdaderamente perjudiciales no solo para el sector de las energías renovables, sino para la credibilidad de España como país, ya que se ha afectado de forma notable a la seguridad jurídica, lo que ha provocado la huida de numerosos inversores internacionales, con lo que ello comporta en la coyuntura económica en la que nos encontramos. En España el sector de las energías renovables se encuentra en una dificilísima situación de la que va a tardar en salir. Por ver el lado positivo, esta situación nos ha empujado a numerosas pymes andaluzas y españolas a abrir nuevos mercados internacionales, mercados donde la ingeniería española, en general, y la relacionada con las energías renovables, en particular, son pioneras y líderes a nivel mundial, lo cual, además de generar riqueza para el país, las ha fortalecido de cara al futuro. El perfil. Tres meses al año fuera de casa Miguel Somé Domínguez, nacido en Sevilla en 1977, licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Sevilla, con diversos másteres y postgrados, pasa tres meses al año fuera de España. Ése es el secreto del éxito de su empresa, la internacionalización, pero el estar lejos de casa no es nada fácil. Es el precio el éxito. Eso sí, cuando Prodiel le deja tiempo libre su lista de prioridades la tiene muy clara: lo primero es la familia, le siguen los amigos y, «en lo que el tiempo me lo permite», se dedica a su Hermandad de la Paz y al equipo de sus amores, el Sevilla F.C.

  • 1