Local

'Txeroki', Barceló y Obama

El camino hacia el fin de la banda ETA. La detención del jefe militar de ETA, Txeroki, meses después de la captura del jefe político Thierry, demuestra lo acertado de la política antiterrorista del Gobierno y la extrema debilidad de ETA. Tras la tregua del 99, gobernando Aznar, ETA logró su macabro objetivo y asesinó a 47 personas hasta marzo de 2003.

el 15 sep 2009 / 18:44 h.

El camino hacia el fin de la banda ETA. La detención del jefe militar de ETA, Txeroki, meses después de la captura del jefe político Thierry, demuestra lo acertado de la política antiterrorista del Gobierno y la extrema debilidad de ETA. Tras la tregua del 99, gobernando Aznar, ETA logró su macabro objetivo y asesinó a 47 personas hasta marzo de 2003.

Ahora ETA, rompiendo la tregua de 2005, intentó crear una tensión parecida, pero el Gobierno -Alfredo Rubalcaba está demostrando ser un gran ministro-, advertido, puso en marcha los mecanismos para evitarlo y aunque los terroristas han asesinado a 7 personas desde el fin de la tregua, bastantes menos que antes, lo nuevo es la rapidez y eficacia en la detención no sólo de comandos sino de dirigentes, que está dejando a la banda en calzoncillos.

Añadir que según euskobarómetro, solo el 2% de los votantes de la antigua Batasuna apoya los atentados. Hace 10 años era el 20%.

Yo estuve en la sala de los Derechos Humanos. Sí, tuve la suerte de ser invitado a la inauguración de la sala de los Derechos Humanos y de la Alianza de Civilizaciones y de la cúpula del reconocido pintor Miguel Barceló en el Palacio de las Naciones, sede de la ONU en Ginebra. Los Reyes de España, el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, los presidentes de Suiza, España y Turquía, resaltaron con sus palabras la trascendencia del acto.

Hay que decir que es tradición que los países miembros regalen a las sedes de las Naciones Unidas en Nueva York o Ginebra, obras de arte que evoquen los objetivos de la organización, la paz, el diálogo, el respeto al derecho internacional, los derechos humanos, etc. España ya donó hace cerca de un siglo el mural del pintor José María Sert a la sala del Consejo de Ginebra. Que tantos años después España regale a la ONU, la casa de todos, una obra maestra del pintor español de mayor proyección internacional honra a quien lo hace y a quien lo recibe y cuando pasen los años ahí estará como quedó el Guernica de Picasso, regalo del gobierno de la República (¿alguien se acuerda cuanto costó?) para satisfacción y gozo de millones de visitantes.

La cúpula de Barceló es una obra llamada a perdurar, es un espacio multicolor, evocativo de la humanidad entera, metáfora del mundo de hoy, de su diversidad estética. Como dijo Antonio Machado "sólo los necios confunden valor y precio".

Obama después de Obama. En mi artículo anterior vaticinaba, era fácil, el triunfo de Barack Obama el 4 de noviembre. Aún antes de que tome posesión el próximo 20 de enero, un nuevo paradigma recorre el mundo.

El tiempo del neoliberaliasmo y neoconservadurismo, el todo mercado y nada Estado, la regresión de las políticas sociales, el autoritarismo y las limitaciones de las libertades, las guerras preventivas, el fundamentalismo religioso y el unilateralismo en política exterior, está ya acabado. Va a comenzar un nuevo ciclo progresista, el recuerdo de Franklin D. Roosevelt y John F. Kennedy, caracterizado por el mayor papel del Estado redistribuidor y vigilante de los excesos del mercado (especialmente el financiero), el multilateralismo, la vuelta al estado del bienestar, más transparencia y democracia, más diálogo y entendimiento en la comunidad internacional.

Barack Obama no estará solo, le acompañan los Lula en Brasil, Zapatero en España, Brown en Gran Bretaña, !incluso el transformado Nicolas Sarkozy, que de ultraliberal se ha pasado aparentemente a la socialdemocracia!, y muchos otros líderes que en la cumbre de Washington defendieron posturas parecidas para afrontar tanto la crisis financiera como la más importante de la economía real que aún no ha tocado fondo.

Contra una biblioteca. Una biblioteca pública y universitaria siempre es una iniciativa bien venida... o debería serlo. No se explica que su proyecto de instalación en una zona rodeada de amplios parques, el del Prado, el de María Luisa de Sevilla y muy cerca de la Universidad despierte tan selectivos rechazos. Dialóguese, acuérdese la ubicación, la altura o lo que sea... pero contra una biblioteca no se debe estar nunca, trae malos recuerdos de épocas que queremos olvidar.

  • 1