Local

UGT-A alega estar "obligada" a los despidos

Unos 60 trabajadores protestan por 28 extinciones que aplican la reforma laboral.

el 27 nov 2012 / 20:56 h.

TAGS:

El sindicato UGT-A asegura que se ha visto "obligado" a plantear un plan de viabilidad en el seno del sindicato andaluz, toda vez que apunta que la central "no es ajena a la crisis". Desde el sindicato indicaron que "no hay financiación" tras el fin de la prestación de servicios contratados por las administraciones, lo que provoca que "no se puede mantener ese empleo" de esos servicios vinculados a las administraciones. "No somos una empresa al uso, somos una asociación sin ánimo de lucro y, por lo tanto, ni tenemos ni buscamos beneficios económicos", subrayaron fuentes de UGT-A.

Las declaraciones coincidieron con el inicio de protestas de los trabajadores del sindicato. Unas 60 personas se concentraron ayer a las puertas de la sede regional en Sevilla por el despido de 28 trabajadores de la plantilla aplicando la cara más dura de la reforma laboral y por el cambio de los contratos y las condiciones salariales de los que se quedan.

Los trabajadores han criticado que, tras la jornada de la huelga general, 28 empleados de UGT-A recibieron una carta de despido con una indemnización de 20 días, lo mínimo que despacha la reforma laboral que ferozmente critican las centrales sindicales. La sección sindical de UGT-A lamenta que se haya vetado la negociación colectiva y exigen que se predique con el ejemplo.

Muy lejos está la versión oficial del sindicato. Según explicaron a Europa Press fuentes de UGT-A, "cuando una empresa tiene superávit, cuyos beneficios son obtenidos a costa del trabajo de los asalariados, entra dentro del juego de las relaciones laborales que disputemos con ellos para obtener mejores salarios, empleos o, en caso de ERE, que la salida de los trabajadores sea lo más recompensada posible", mientras que en el caso de las organizaciones sindicales su fuente fundamental de ingreso "son las cuotas de los afiliados".

UGT-A explicó que en los últimos años, la administración andaluza ha subcontratado con los sindicatos servicios como la atención al inmigrante, a la mujer, la prevención de riesgos laborales o el servicio de orientación al empleo, pero lamenta que "en la actualidad, las administraciones han decidido dejar de prestar esos servicios y, como consecuencia, se han acabado las subcontrataciones". UGT-A agrega que intentará que el proceso negociador "no sea traumático, que los despidos sean los menos posibles y que los trabajadores se vayan en las mejores condiciones posibles".

  • 1