UGT-A hará auditorías internas al azar para controlar las ayudas

Estudia la creación de grupos de trabajo de afiliados y foros de encuentro para fomentar la participación y la transparencia.

el 18 ene 2014 / 14:42 h.

CAstilla La secretaria general de UGT-A, Carmen Castilla, ha anunciado que  el sindicato estudia promover auditorías internas de carácter  aleatorio y "al azar" de los programas desarrollados con ayudas  públicas que recibe, para controlar la ejecución de dichos proyectos  efectuados por el sindicato. Castilla ha insistido en la necesidad de mayor "transparencia" en el sindicato  y ha asegurado que apostará por fomentar la participación de las  bases y los afiliados y delegados sindicales, de forma que prevé  potenciar y crear grupos de trabajo de afiliados y foros de encuentro  para fomentar la participación. Castilla reconoce que en la primera Comisión Ejecutiva celebrada  esta semana pasada, que fue una primera toma de contacto, sí se  reconoció la situación de "desafección" por parte de organizaciones  sindicales y políticas que hay en los ciudadanos, de manera que se  muestra partidaria de "intentar dar un mensaje que cale en la  ciudadanía, para que digan que esto no es más de lo mismo". La secretaria general de UGT-A ha indicado que esta misma semana  tuvo un acto sindical con la Federación de Enseñanza, FETE UGT-A,  donde se debatió qué modelo se quiere de sindicato. En ese sentido,  tras recordar que FETE "era una federación 'crítica' que prefería  congreso extraordinario, pero esta semana nos ha mostrado su apoyo a  la nueva Ejecutiva", ha indicado que se apuesta por "un modelo más  abierto al ciudadano y a las bases, que tienen mucho que decir". "La Ejecutiva se debe a nuestros afiliados, que están demandando  respuestas y que necesitan que les ayudemos en sus demandas  laborales", ha agregado Castilla, que ha indicado que en la reunión  con FETE se hicieron aportaciones "muy interesantes", que se van a  plasmar en un decálogo. En ese sentido, ha precisado que entre las propuestas se encuentra  la creación de grupos de trabajo y foros de encuentro con afiliados  de las federaciones, algo que llevará a la Ejecutiva para su  concreción y que pretende llevar a cabo "lo antes posible; no quiero  tardar mucho y quiero dar cabida a todo el mundo". Considera que "la crítica debe ser en el seno de la organización,  aunque puede ir también hacia fuera, en redes sociales, pero al menos  es necesario un primera debate interno; tengo respeto máximo a cada  uno de los afiliados". "Este es un nuevo tiempo y entra aire fresco, queremos y hacer las  cosas con la transparencia y el dinamismo que nos demandan, pues los  delegados están sufriendo actualmente mucha presión y tienen que dar  la cara en sus empresas, se condena al sindicato cuando no hay ni una  persona imputada", asevera Castilla, quien considera que "el modelo  sindical debe modernizarse a pesar de 125 años de historia, y debe  estar más abierto a las bases y poner en valor las cosa que hace el  sindicato, con convenios firmados o defensa de los trabajadores". Reconoce que "queda mucho trabajo por delante" y apunta que para  una mayor transparencia puede llevar a cabo diversas medidas desde el  sindicato a nivel regional. En ese sentido, ha anunciado que la Comisión Ejecutiva "tiene un  compromiso con sus federaciones y no va a consentir ciertas  actividades o actitudes que sean reprobables, jurídica o éticamente y  moralmente hablando; pues hay cosas que no son ilegales pero que no  se pueden hacer". Así, se muestra partidaria y estudiará la puesta en marcha de  auditorías internas "al azar" y de carácter aleatorio sobre los  diversos programas de ayudas públicas. Castilla ha indicado que "al ser dinero público, no hay problema  en poder desarrollar una trazabilidad desde que se concede el  programa y se contratan a las personas", de manera que aboga por  promover auditorías "al azar" en cualquier fase de un programa de  ayudas. "No se puede tener opacidad en ese aspecto, pues ello generaría  desconfianza, y se podrían establecer controles antes, durante y  después", ha aseverado Castilla, quien precisa que ha dado  instrucción a la Secretaría de Administración para indicar que "esa  será la línea que vamos a seguir nosotros". Así, por ejemplo ha indicado que "en programas sobre inmigración,  política de igualdad u otras políticas podríamos hacer auditoría a la  mitad de la marcha del programa de ayudas, para ver si los objetivos  se han cumplido, cómo lo hemos hecho, cuantas personas se han  contratado, cuantos alumnos se han formado y a cuantos se ha  asesorado". "Si en un momento determinado queremos tener información sobre los  programas y proyectos y las ayudas públicas, podríamos hacer esas  auditorías y controles y evaluación interna al azar sobre lo que se  ha hecho con estas acciones formativas; no hay problema en eso", ha  aseverado Castilla, para la que "no tiene sentido ser menos  contundente, pues el dinero público es de todos los ciudadanos; eso  lo tenemos muy metido". Por ello, tras insistir en la apuesta por "máxima transparencia",  insiste en que el sindicato "va a ser contundente y no va a permitir  ningún tipo de irregularidad; mostramos nuestro respeto máximo por el  dinero público". En ese sentido, insiste en que "si hay que devolver el dinero, se  va a devolver, y si vemos que se ha hecho algo irregular y se  confirma, no vamos a hacer caso omiso de los requerimientos y los  atenderemos". APOYO DEL SINDICATO Castilla asegura que se siente "muy apoyada" por todas las  federaciones y uniones provinciales" e insiste en que "UGT está muy  unida y la gente está muy ilusionada con el nuevo tiempo". Ha destacado que ha hablado por teléfono con el secretario general  de UGT, Cándido Méndez, en varias ocasiones "y largo y tendido", y  que le aconseja "estar unidos y tirar para adelante en momentos  difíciles; me aconsejan mucho diálogo interno, es algo fundamental". Asimismo, además del apoyo confederal, Castilla asegura que la  mayoría del 83,05 por ciento obtenido ante el Comité extraordinario  "equivale a más que el 90 por ciento de un congreso extraordinario". Reconoce que ella es "la más nueva" de toda la Ejecutiva en cuanto  a experiencia sindical, pero reitera que tiene "ganas" y "mucha  voluntad" y asegura que se está "empapando de todo lo que llega y  tengo una Ejecutiva muy potente y con mucha experiencia". "Será una nueva etapa de mucha acción sindical, ahora es el  momento de estar en la calle y en las empresas y estar con los  delegados, así lo demandan los trabajadores", asevera Castilla, quien  insiste en la necesidad de que la imagen del sindicato "sea más  transparente y más dinámica". Considera que "el cambio se está notando y estamos variando el  rumbo, generando confianza en los delegados presentes en las  empresas".

  • 1