UGT-A no acudirá a los actos de la Junta ni del PSOE o IU por su "trato injusto" al sindicato

La decisión de "ruptura de relaciones" se adopta "sine die", de forma que "o cambian de actitud o se prolongará indefinidamente".

el 06 nov 2014 / 20:30 h.

Susana-UGT-A-Carmen-Castilla-EFE_EDIIMA20141106_0895_13 La dirección de UGT-A ha acordado en consejo extraordinario no  acudir a actos institucionales organizados por la Junta de Andalucía,  incluida la presentación de los Presupuestos de la Comunidad para  2015, ni a actos públicos convocados por los dos partidos que lo  integran, PSOE-A e IULV-CA, ante el "trato injustificado e  inmerecido" del Gobierno andaluz hacia el sindicato a raíz de elevar  a 15,3 millones de euros la cantidad reclamada por "presuntas  irregularidades" dentro de los procedimientos de revisión de  subvenciones, según diversas fuentes del sindicato consultadas por  Europa Press. Esta decisión, adoptada por unanimidad en una reunión celebrada  este miércoles, se después una semana después de que el consejero de  Economía, Innovación, Ciencia y Empresa, José Sánchez Maldonado,  informase el pasado 29 de octubre en el Parlamento del aumento de la  cantidad reclamada, lo que ya provocó una primera reacción del  sindicato con una nota en la que acusaba al Ejecutivo que preside  Susana Díaz de "actuar de forma inquisitorial" al "emprender  injustificadamente una causa general indiscriminada contra todas las  actividades formativas del sindicato en Andalucía con el único  objetivo de limpiar su imagen". Durante el consejo extraordinario, todas las provincias y  federaciones del sindicato se mostraron a favor de llevar a cabo una  "ruptura de relaciones" con la Junta, decisión que se traduce en que  los cargos institucionales de UGT no participarán en actos públicos o  institucionales que convoquen a nivel regional y provincial tanto el  Ejecutivo andaluz como los partidos que lo integran, PSOE-A e  IULV-CA. DECISION "SINE DIE" Las fuentes consultadas por Europa Press aseguran que esta  decisión de "ruptura de relaciones" se adopta "sine die", de forma  que "o cambian de actitud o se prolongará indefinidamente e incluso  podría llegar a endurecerse, sin descartar medidas judiciales". Esta  medida ya ha provocado que UGT-A no haya acudido a la habitual  presentación de los presupuestos de la Comunidad para 2015 a los  sindicatos que realiza cada año la Consejería de Hacienda y  Administración Pública. La consigna compartida por todo el sindicato "en una sola voz" es  que los cargos institucionales no deben acudir a ningún acto público  del Gobierno andaluz para "no ser los palmeros de nadie". "No  queremos ser el chivo expiatorio para lavar la cara ni para tapar las  vergüenzas a la Junta porque no vamos a permitir que su ineficacia e  inoperancia la pague UGT-A", han indicado las fuentes, que consideran  que "las relaciones institucionales Junta-UGT se han roto", ante el  trato "injustificado" del Gobierno andaluz hacia la central. Según algunas fuentes, durante el consejo extraordinario hubo  voces que llegaron a plantear pedir públicamente la dimisión del  consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez  Maldonado, por la "actitud" hacia el sindicato durante su última  comparecencia parlamentaria. QUIENES TENGAN DOBLE MILITANCIA DEBERAN POSICIONARSE A partir de ahora los delegados sindicales e informarán a la  militancia sobre la decisión adoptada en las asambleas de militantes  que se deben celebrar con motivo de las elecciones sindicales que se  están convocando. En el caso de los afiliados de UGT-A que también  militen en el PSOE-A, se les invitará a posicionarse, preferentemente  en favor del sindicato. Al margen de las medidas acordadas este miércoles, UGT-A ya  anunció la semana pasada que había presentado recursos por vía  contencioso-administrativa en los juzgados de Sevilla para solicitar  la suspensión de la ejecución de las seis resoluciones de reintegro  notificadas hasta el momento por la Junta.

  • 1