Local

La nueva UGT-A cuestiona la petición de la Junta para devolver 1,8 millones

El sindicato recurrirá la reclamación del dinero de dos ayudas y defiende que cumplieron el 90% de su objetivo. Castilla estima que no tendrá que devolver más dinero, pese a que 7,5 millones de ayudas están bajo revisión

el 13 ene 2014 / 18:03 h.

TAGS:

UGT RECURRIRÁ LA PETICIÓN DE QUE DEVUELVA EL DINERO DE LAS AYUDASEl Gobierno de Susana Díaz no le ha dado mucha tregua a la nueva dirección de la UGT-A de Carmen Castilla que ayer, en su primera comisión ejecutiva regional, se desayunó que la Junta acababa de reclamarle por vía oficial la devolución inmediata de 1,8 millones de euros de dos ayudas al empleo “indebidamente justificadas”. El anuncio lo emitió a primera hora la Consejería de Economía, mientras la secretaria general de UGT estaba reunida por primera vez con su ejecutiva, y minutos más tarde respondía a los periodistas que se había enterado de la instancia de la Junta “por la prensa”. La primera decisión de Castilla respecto al supuesto desvío de fondos públicos destinado a parados será presentar alegaciones a la solicitud de la Junta, que viene avalada por un dictamen del gabinete jurídico. “Esta fase de reintegro es administrativa, nada es definitivo ni hay nada en firme. A esta sede no ha llegado ningún documento oficial pidiéndonos nada, vamos a esperar el papel, y si llega, alegaremos y haremos los recursos pertinentes”, advirtió. Castilla ha tomado las riendas del sindicato hace sólo cinco días, con un discurso claro en el que se desvincula de la ejecutiva anterior y de todas las decisiones que se han ido tomando respecto al escándalo de las facturas falsas. También ha prometido transparencia y que habrá rendimiento de cuentas de quienes hayan falseado facturas o abusado de las ayudas. Con todo, la primera mujer que lidera la UGT-A en 125 años quiso dejar claro que la reclamación de la Junta de esos 1,8 millones por dos ayudas recibidas en 2009 y 2010 se enmarca en “proceso de revisión” de la contabilidad del sindicato que “todavía está abierto”, y que en su opinión nadie de la organización se ha enriquecido con este asunto. Castilla aseguró que los objetivos para los que fueron concedidas las ayudas se han cumplido “entre el 90 y el 100%”, informa Europa Press. La nota de la Consejería de Economía advierte de que los letrados de la Junta entienden que corresponde esta vía administrativa en aplicación del artículo 37 de la Ley General de Subvenciones al no haber justificado adecuadamente el sindicato las ayudas recibidas. El departamento que dirige José Sánchez Maldonado apunta que “lo que procede es tramitar un expediente de reintegro para que esta central sindical devuelva a la Administración las cantidades indebidamente justificadas dentro de estos dos expedientes”. Esta resolución del gabinete jurídico se produce tras la consulta preceptiva en el procedimiento de revisión de oficio de una subvención de 1.100.000 euros correspondiente a 2009 (para acciones de promoción, información, formación y asesoramiento) y otra de 700.000 euros correspondiente a 2010 (para actividades coordinación, infraestructuras y difusión). Además, la Junta continúa la revisión de otros 17 expedientes de ayudas concedidas a la UGT-A, por valor de 7,5 millones de euros. “Si concurren las mismas circunstancias que en los dos anteriormente descritos, se tramitará también la devolución de la subvención mediante los correspondientes procedimientos de reintegro”, sentencia la consejería. Castilla se mostró segura ayer de que la cantidad que reclamará la Junta por ayudas supuestamente defraudadas no va a aumentar tras revisar los 17 expedientes pendientes. Críticas // La exsecretaria de la Mujer de UGT-A y voz crítica del sindicato Ana Pérez Luna reclamó ayer a la nueva secretaria general de UGT en Andalucía que sea “capaz de hacer entrar en razón a la vieja guardia” de la organización y abra una nueva etapa “que no sea sólo una capa de maquillaje aplicada a aquellos que llevan años moviendo los hilos”. “Si reflexiona llegará a la conclusión de que no está ahí por arte de magia. Mucho han tenido que ver los medios de comunicación y las denuncias que en ellos se han hecho”, añade Pérez Luna. Carmen Castilla, de 45 años, enfermera de profesión con plaza en propiedad en la Junta y sin apenas desarrollo orgánico dentro del sindicato, fue elegida secretaria general de la UGT-A el jueves pasado en un comité extraordinario, con el 83% de los votos. La dirección sacó a los dos últimos miembros que quedaban de la etapa del histórico líder Manuel Pastrana –cuya gestión está ahora bajo sospecha por el caso de las facturas falsas– pero mantuvo a seis de los nueve representantes de la dirección del dimitido Francisco Fernández, que salió elegido secretario general en el congreso de mayo de 2012. El nombramiento de Castilla se hizo en contra del criterio de la ejecutiva confederal de la UGT, dirigida por Cándido Méndez, que pidió hasta el último momento que la renovación de la federación andaluza pasara por un congreso extraordinario que garantizase una limpieza íntegra de la estructura interna, y ofreciese a la opinión pública más visos de transparencia para ayudar al sindicato a recuperar la credibilidad perdida.

  • 1