Economía

'UGT hace un sindicalismo de elite. Hay que girar hacia las bases'

Cuando se supo que se presentaría como candidato a la secretaría general de UGT-Andalucía para disputársela a Pastrana muchos se sorprendieron. Su decisión, opina, servirá para dar dinamismo y sacar del inmovilismo al sindicato

el 16 sep 2009 / 07:40 h.

-Su candidatura a la secretaría general de UGT-Andalucía ha cogido a todos por sorpresa.

-No quisiera que se viera así. Cuando me dirigí a Manolo (Pastrana) para decirle que me presentaba no lo vi nada sorprendido. Es un hombre demócrata, sabe lo que significa un proceso congresual y que es el momento indicado para mostrar otra alternativa. Habíamos compartido conversaciones que dejaban ver que yo no estaba muy conforme con algunas cosas. Lamento que alguien se vea sorprendido, pero es necesario que dentro de UGT se den ideas nuevas y que se debatan. Llegar con los deberes hechos a los congresos puede hacernos perder credibilidad y los afiliados pueden sentir que hay inmovilismo. Ha llegado el momento de darle dinamismo y por eso estoy contento.

-¿Cuáles son esas cosas con las que ha discrepado con la dirección de UGT-Andalucía?

-Ha habido diferencia de criterios en algunos casos. Por ejemplo, yo no consideraba necesario que se aplazara el congreso, aunque no me puse en contra y voté a favor por un ejercicio de responsabilidad para que el apoyo fuera del 100%. Hay temas internos que se analizarán en el congreso y también otros de cara al exterior. Hoy día parece que UGT esté haciendo un sindicalismo para la elite y eso no es bueno. Yo soy muy sencillo y opino que el que fundó el sindicato lo hizo para estar al lado de los que más lo necesitan y darles apoyo. Luego están las campañas, la publicidad... Entiendo que la imagen es muy importante, pero me gustaría que este tema se dedicara al beneficio de los trabajadores, para informar sobre sus derechos. Por ejemplo, no me parece necesario decir que somos la primera fuerza sindical de Andalucía, porque eso no tiene por qué ser suficiente. En la comunidad tenemos 200.000 afiliados y 163.000 cuotas, pero ya hay más de un millón de parados. El planteamiento debe ser: ¿cuántos más deberían estar?

-Pero usted sabe que se enfrenta a un peso pesado, Manuel Pastrana...

-Lo único que espero y deseo es que los delegados actúen con total libertad y en democracia a la hora de tomar una decisión. Hasta ahora, el único que se ha presentado soy yo, aunque Manolo (Pastrana) lo hará también. El objetivo es que elijan lo que consideren oportuno y así no habrá perdido nadie. Y si democráticamente me gana, estará bien para mí.

-Usted ha hablado de que pretende que haya una mayor movilización de las bases. ¿Es más guerrillero que Pastrana?

-Cuando habla de la movilización de las bases no me gustaría que se entendiera como que yo defiendo que deberían haberse producido cinco huelgas generales u otras tantas sectoriales. El principal instrumento de UGT es el diálogo, aunque cuando no funciona, nos encontramos con enfrentamientos con la patronal y las administraciones y entonces nos movilizamos. Lo que creo es que no hay un seguimiento masivo en este tipo de casos. Al Primero de Mayo acude poca gente y normalmente son los mismos de los últimos seis o siete años.

-¿Qué cambios habría si estuviera al frente?

-El fin es que sea un sindicato sencillo, capaz de bajar al suelo, estar con las bases, no tomar sólo decisiones de despacho, sino conocer los problemas de los trabajadores de primera mano y considerarlos como nuestros.

-¿Qué es lo primero que haría si fuese el elegido?

-Lo primero sería convocar la comisión ejecutiva y en ella trazaríamos la estrategia con el libro de instrucciones que haya salido del congreso, de forma escrupulosa. Queremos que la acción sindical sea lo más importante, por encima de la institucional, aunque sin que ésta desaparezca. Hay que dar un giro hacia las bases, hacia la modernidad, pero potenciando la ideología de sindicato de clases, dando todos los servicios posibles y formando una red extensa de representación, para que ningún trabajador se vea desasistido.

  • 1