Economía

UGT y CCOO apelan a "4.910.200 razones más" para salir a la calle

Toxo y Méndez acuden a la manifestación de Valencia, que fue el centro de las protestas del país

el 01 may 2011 / 19:36 h.

La capital del Turia fue ayer el centro de las protestas por el Día del Trabajador. Miles de personas -20.000 según los organizadores y 3.000 según la Policía de la Generalitat- se manifestaron en Valencia en conmemoración del Primero de Mayo en una marcha que este año estuvo encabezada por los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, respectivamente, quienes resaltaron que este año "hay 4.910.200 razones más" para salir a la calle y mostrar que otra forma de organizar la sociedad, la economía y los derechos asociados al trabajo "es posible".

Así lo indicó Fernández Toxo durante una comparecencia pocos minutos antes de iniciar la marcha bajo el lema Empleo con derechos. Contra los recortes sociales, en la que ambos dirigentes sindicales mostraron su pleno rechazo a las políticas de recortes sociales puestas en marcha durante el último año en Europa y España para salir de la crisis.

Méndez recordó en primer lugar que la decisión de no acudir a la manifestación de Madrid, como era habitual, se debe a la necesidad de que los sindicatos respondan a la estructura descentralizada del Estado y a que las confederaciones valencianas fueron "las primeras que se interesaron" por esta iniciativa. "Hay quien ha preguntado por qué vais a Valencia. ¿Y por qué no vamos a venir ?', espetó.

Asimismo, señaló que las manifestaciones del Día del Trabajo este año recuerdan, a nivel mundial, a las clases trabajadoras de los países árabes "que están luchando para acabar con tiranías" y que, a nivel europeo, las reivindicaciones se centran "en concebir la lucha contra la crisis de una manera distinta", apostando por el empleo y los derechos sociales.

En este sentido, criticó duramente el Pacto del Euro, que a su juicio "provocará un debilitamiento de la construcción democrática europea", así como las políticas de ajuste desplegadas durante los últimos 12 meses por el Ejecutivo central, que "están siendo un fracaso estrepitoso".

"No están resolviendo ningún problema, las encuestas de población activa han puesto de manifiesto hasta qué punto la reforma laboral está equivocada en su concepción y en su orientación", apuntó en este sentido el secretario general de UGT, quien no dudó en calificarla como "lenta y mala".

Fernández Toxo también fue crítico con la gestión de la crisis por parte del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y señaló que "no caen de los árboles los parados", sino que son consecuencia precisamente de esas políticas de ajuste.

En el caso de Madrid, unas 41.000 personas, según datos de la organización, asistieron a la manifestación del Día del Trabajo en la capital, cuyo punto de encuentro fue la Plaza de Cibeles y que transcurrió por la calle Alcalá hasta la Puerta del Sol, donde los sindicatos UGT-Madrid y CCOO Madrid concluyeron el acto con un mitin.

En la capital catalana, miles de trabajadores, 40.000 según los organizadores y 8.000 según la Guardia Urbana, se sumaron a la protesta que los sindicatos mayoritarios convocaron, en una manifestación que recorrió el centro de Barcelona. La jornada estuvo marcada este año por los recortes públicos planteados por la Generalitat y la escalada del desempleo.

Los sindicatos llaman "a la rebelión" en Córdoba por los recortes

UGT y CCOO llamaron a la "rebelión" ciudadana "contra los recortes sociales" y exigieron "empleo con derechos" para los trabajadores con el respaldo de 6.000 manifestantes, según los propios sindicatos, o de entre 4.000 y 5.000, según la Policía Local, en el acto central en Andalucía del Primero de Mayo, celebrado ayer en Córdoba.

Así, durante la manifestación, el secretario general de UGT-Andalucía, Manuel Pastrana, explicó que "vivimos este Primero de Mayo en un momento muy difícil para los trabajadores y para una gran parte de la sociedad, a causa del paro, por la pérdida de derechos laborales, por los recortes salariales, por la precariedad y porque son ya más de 400.000 familias las que no tienen ningún ingreso en Andalucía".

Además, subrayó Pastrana, el problema es que "no hay perspectivas" de que la situación mejore, ya que "las distintas medidas que se han ido tomando, dictadas por los mercados y los gobiernos, no suponen ningún paso adelante y no están dando resultado".

Por su parte, el secretario general de CCOO-Andalucía, Francisco Carbonero, recordó que la manifestación y acto central del Primero de Mayo se celebraron en Córdoba ante la difícil situación de empresas cordobesas emblemáticas, como Laboratorios Pérez Giménez y Locsa.

En este sentido, Carbonero, que estuvo flanqueado, como Pastrana, por miembros del comité de esta última empresa, explicó que con la manifestación se ha "querido simbolizar en Locsa la defensa de la industria andaluza".

 

  • 1