Local

UGT y CCOO median con el PP para pactar el sector público

Ven posible el acuerdo político pero Arenas insiste en derogar el decreto

el 14 dic 2010 / 21:40 h.

TAGS:

UGT y CCOO se reunieron ayer con Javier Arenas, líder del PP-A.

La negociación parlamentaria de la reordenación del sector público comenzó ayer con la ronda de contactos que han abierto UGT y CCOO con los partidos. Los sindicatos se han "empeñado" -en sus propias palabras- en mediar para que de la tramitación del decreto en la Cámara como proyecto de ley salga un acuerdo político lo más amplio posible para "prestigiar" lo público. Ayer se reunieron con el líder del PP andaluz, Javier Arenas, y se comprometieron a crear un foro permanente de diálogo para allanar el camino al consenso.


Pese a que los dirigentes de UGT y CCOO, Manuel Pastrana y Francisco Carbonero, respectivamente, trataron de vender avances importantes de cara al acuerdo político, el PP rebajó esas expectativas e insistió en que sigue pidiendo la derogación del texto. Sólo se comprometió a ser "responsable" presentando enmiendas que mejoren el decreto y a esperar a que finalice la tramitación parlamentaria para recurrir al Constitucional el texto que está en vigor. "Nuestra posición ha sido y es la misma", aclaró el secretario general de los populares, Antonio Sanz. Antes de este encuentro, la consejera de la Presidencia, Mar Moreno, confió en que, tras la reunión con los sindicatos, Arenas "tome buena nota y cambie su criterio".


UGT y CCOO tienen una estrategia clara de querer poner en valor su papel en el proceso de reforma del sector público. Hasta ahora, han estado relegados a un segundo plano desde el punto de vista de las movilizaciones en la calle, que están siendo lideradas por los sindicatos mayoritarios de los funcionarios, como CSIF o Safja. Esa menor beligerancia le ha costado, sobre todo a CCOO, un retroceso en la representación sindical en educación, terreno ganado por CSIF. Aunque UGT y CCOO pusieron desde el principios pegas al contenido y a la forma de aprobación del decreto-ley de julio -que elimina 111 empresas públicas de 254, que agrupa en 14 grandes agencias- firmaron luego un acuerdo con la Junta que los apartó de la primera línea del conflicto. Ayer, Pastrana y Carbonero reivindicaron machaconamente que, gracias al acuerdo con UGT y CCOO, el Gobierno andaluz "rectificó" y aprobó un nuevo decreto y, además, aceptó tramitarlo en el Parlamento como proyecto de ley.


También quisieron apuntarse el tanto de que el PP haya decidido "implicarse" en la negociación parlamentaria cuando "hasta ahora pedía la retirada del decreto", explicó Pastrana. Pero el PP sigue exigiendo la derogación porque "todavía hay vicios de inconstitucionalidad", reiteró el número dos del partido. Enviarán a ambos sindicatos un informe jurídico con sus argumentos.


De la reunión, que las dos partes calificaron de "positiva y cordial", sí salió una postura común sobre lo que debe suponer la reforma del sector público: defensa de lo público, garantía a los derechos de todos los trabajadores y que no haya privilegios. El PP, por su parte, reclama auditorías externas sobre la administración, recortar los directivos y eliminar duplicidades. UGT y CCOO se verán con IU este viernes y con el PSOE el día 21. A los socialistas les pidieron "especialmente" que hagan un esfuerzo para alcanzar un acuerdo político.

  • 1