Local

UGT y CCOO no conciben el fracaso y la CEOE avisa del daño económico

Los sindicatos aseguran que nunca ha habido tantos motivos y la patronal cifra las pérdidas en 4.000 millones.

el 13 nov 2012 / 20:43 h.

TAGS:

-->-->-->

España vivirá hoy una jornada histórica. No solo porque afrontará su séptima huelga general de 24 horas, sino porque será la primera vez que discurren apenas ocho meses desde la anterior -la segunda en los once meses de Gobierno de Rajoy- y porque se ha hecho coincidir, por primera vez, con un día de paro general convocado en Portugal y Grecia.

Los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, aseguraron ayer que "no conciben un escenario de fracaso" de la huelga general, y se mostraron convencidos de que tendrá una amplia participación. Es más, los líderes sindicales creen que será el Gobierno el que fracasará si no atiende el "clamor social" que se expresará hoy en toda España, donde hay convocadas más de 100 manifestaciones para acompañar la jornada de huelga.

"El ejercicio de un derecho constitucional como es el derecho de huelga nunca puede ser un fracaso. No concebimos un escenario de fracaso", aseguró Méndez en declaraciones a la cadena SER. Estimó que el Gobierno debería aprovechar de manera "inteligente" ese clamor para decir a las autoridades europeas que España, que tiene un peso sobre la economía europea del 12%, no puede seguir con políticas de recortes.

Para Méndez, aunque todas las huelgas han tenido sus motivos, la de mañana "es la que más motivos tiene con diferencia". Eso es, en su opinión, lo que debe analizarse y no el tiempo pasado entre un paro general y el siguiente.

Por su parte, el líder de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, señaló que "cada vez" tiene menos dudas de que el paro tendrá una participación mayoritaria. "Cada vez hay más razones para la huelga. Lo que era una indignación sostenida y contenida de la gente se ha convertido en la conciencia de que merece la pena ir a la huelga contra la sinrazón de unas políticas que están empobreciendo a los trabajadores", señaló Toxo.

El líder de CCOO defendió que las movilizaciones pueden cambiar las cosas y puso como ejemplo el caso de los desahucios, donde espera que haya consecuencias legales "rápidas" para solucionar este drama. "Este caso es una invitación para que la gente vea con claridad que la movilización, aunque pueda tardar tiempo, tiene sus efectos", sentenció.

Desde otro prisma, el de la patronal empresarial, el vicepresidente primero de la CEOE, Arturo Fernández, avisó de que la huelga podría suponer un coste de hasta 4.000 millones de euros para las empresas. En declaraciones a la Cadena Cope, señaló que además de este coste económico, "la imagen que se dará a Europa y al resto del mundo deteriorará más la situación económica". Y todo esto en un momento que, a su juicio, "no es precisamente para huelgas", dada la situación "crítica" que atraviesa el país, apostilló. Preguntado por qué no se han alcanzado pactos con los sindicatos en momentos tan difíciles, Fernández responsabilizó a los representantes de los trabajadores. "Le puedo asegurar que el presidente de la CEOE Juan Rosell lo ha intentado".

  • 1