lunes, 22 abril 2019
07:51
, última actualización
Economía

Ultimátum de 5 días a Cajasur

El Banco de España avisa de que la intervendrá si no hay acuerdo con Unicaja

el 26 nov 2009 / 18:28 h.

Gómez Sierra y Braulio Medel, en imagen de archivo.

Los cartuchos se le agotan a Cajasur. O se fusiona con Unicaja o se expone a la intervención por parte del Banco de España. El máximo organismo supervisor impuso ayer un ultimátum de cinco días a Santiago Gómez Sierra, presidente de Cajasur, para que cierre un acuerdo de integración con la entidad malagueña. En caso contrario, no le temblará la mano para intervenirla, como ya ocurriera con Caja Castilla-La Mancha (CCM), según avanzó ayer la Cadena SER.

El Banco de España volvió, por segunda vez en menos de una semana, a convocar de urgencia a los presidentes de Cajasur y Unicaja, Santiago Gómez Sierra y Braulio Medel, respectivamente, a sendas reuniones que se celebraron por separado, si bien, el tirón de orejas se lo llevó el responsable de la cordobesa.

La razón, el rechazo del consejo de administración de Cajasur al plan de negocio propuesto por la consultora Boston Consulting Group, que estima que es necesario acometer una reducción de plantilla que afectaría a unos mil trabajadores de la entidad resultante de la fusión.

Al regulador, que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez, se le ha agotado la paciencia después de los continuos encontronazos que está protagonizando la integración de ambas cajas, situación que se recrudeció en la noche del pasado miércoles cuando, tras conocer Unicaja la postura de Cajasur, emitió un contundente comunicado en el que dejaba claro que el diagnóstico realizado por Boston, por encargo suyo, ofrece la única posibilidad "viable" y "realista" para poder continuar con el proceso.

Rotundo se mostró asimismo el Banco de España, del que Gómez Sierra tuvo que oír que, en caso de no avanzar en el plan de actuación con Unicaja antes del próximo martes 1 de diciembre, el organismo sacará a subasta la caja cordobesa en el plazo de un mes "sin compromiso laboral". En el supuesto de que no hubiera compradores interesados, se procedería a la liquidación, de manera que Cajasur dejaría de existir a partir del 1 de enero de 2010.

A efectos prácticos, la intervención -que en este caso sería más dura que la ejecutada en CCM, aseguran algunas fuentes- conllevaría la disolución del consejo de administración, cuyas tareas asumirían administradores designados por el Banco de España, que se encargaría de sanear su balance y decidir qué entidad se queda con ella.

Y he aquí que la jugada perseguida por una parte del consejo de Cajasur que, según fuentes financieras, prefiere la intervención a la unión con Unicaja, podría salir mal, ya que ante el eventual interés de entidades financieras afines a la Iglesia o con las que Cajasur hubiera preferido la fusión -léase el caso de Caja Murcia- es, en última instancia, el supervisor el que decide quién se queda con ella. Y ahí Unicaja tiene todas las de ganar, y ya sin necesidad de pactar compromisos como los fijados el pasado mes de julio con el Cabildo Catedral de Córdoba, entidad fundadora de Cajasur.

De hecho, el supervisor advirtió a Gómez Sierra -a quien le pidió explicaciones del no dado al plan de negocio- de que no respaldará otra fusión alternativa a la ya planteada. "No hay un plan B" para Cajasur, detallaron fuentes conocedoras del proceso.

Desde la entidad cordobesa, se planteó la posibilidad de situar la prejubilación de los trabajadores a los 53 años para evitar los 988 despidos que afectarían a la entidad, según el documento de Boston, que la fija a los 60 años. Y es que incidió en que su "única prioridad" en el marco del proceso de fusión con Unicaja "sigue siendo el empleo".

Pero a este argumento también replicó el regulador, que consideró que el plan de negocio presentado por Boston Consulting es un documento de trabajo, no de decisiones definitivas e inapelables, por lo que debe abordarse desde esa perspectiva. "No es la Biblia", precisaron las fuentes.

El presidente de la caja de ahorros cordobesa se reunió ayer por la tarde con los representantes sindicales para exponerles el contenido del encuentro mantenido en Madrid y analizar la situación desde el nuevo escenario que se presenta.

  • 1