Deportes

Último escalón para seguir soñando

El Sevilla llega en su mejor momento de la temporada a la semifinal y el Valencia intentará enmendar su pobre campaña.

el 23 abr 2014 / 23:07 h.

fiEl Sevilla está a dos pasos de llegar a una nueva final de su competición favorita. La copa de la UEFA, ahora llamada Europa League, le cambió la vida al club de Nervión y puso fin a una sequía de títulos que duraba más de medio siglo. En Eindhoven y Glasgow nació un idilio con este torneo que todavía dura. Todo el sevillismo quiere tener una nueva cita en Turín el próximo 14 de mayo y rememorar la gloria vivida aquellos días. Pero no será fácil. No será nada fácil porque el Sevilla debe medirse esta noche al Valencia CF, un equipo que está realizando un papel más que discreto en la Liga pero que en Europa está desarrollando una gran campaña. Aunque en este tipo de partidos cuentan poco las estadísticas y entran en juego otros factores como el control de la tensión, el equipo que entrena Juan Antonio Pizzi es actualmente el más goleador de la competición con 23 tantos y sus partidos fuera de casa los cuenta por victorias, exceptuando el que perdió en Basilea. No será fácil porque el Sevilla Fútbol Club deberá jugar la vuelta en un estadio de Mestalla –uno de los grandes estadios del país – que presentará un lleno hasta la bandera. El club ha decidido que sus socios no tengan que pasar por taquilla, al contrario que el Sevilla. El Sánchez-Pizjuán rozará el lleno pero seguramente no ponga el cartel de no hay billetes. Las entradas para el público en general oscilan entre los 45 y 200 euros, unos precios no asequibles a día de hoy para todos los aficionados. Aunque haya algo de cemento a la vista, quienes acudan a Nervión harán del estadio una nueva olla a presión que seguro logrará intimidar a los valencianistas. La comunión entre la afición y los jugadores es total y durante los últimos partidos se ha notado, metafóricamente, cómo desde la grada también se puede dar un pase de gol para que prácticamente sólo haya que empujar el balón. Para esta noche Emery podrá contar con todos sus jugadores, excepto los dos lesionados de larga duración (Cheryschev y Cristóforo) y el sancionado Coke. La gran duda es si jugará con uno o dos delanteros. Bacca y Gameiro viven horas muy dulces ante las porterías rivales pero la suplencia del colombiano el pasado domingo podría ser una pista para apostar hoy por él y dejar al enrachado galo para la última parte del partido y aprovechar su velocidad cuando las piernas de los rivales hayan perdido fuelle. La portería será para Beto y la defensa la ocuparían Diogo, Fazio, Pareja y Navarro. El mallorquín está a muy buen nivel y Alberto Moreno sólo ha entrenado una vez con el grupo tras recuperarse de su lesión, por lo que podría estar en el banquillo por si fuera necesario durante el choque. El doble pivote será para los incombustibles Carriço y Mbia, que viven sus mejores momentos con la zamarra sevillista. Rakitic será de nuevo el director de orquesta en la media punta y para las dos bandas hay tres jugadores:Vitolo, Marko Marin y Reyes. Emery tendrá la decisión final horas antes del encuentro. El Valencia, por su parte, está descolgado en la Liga de la zona europea y sólo ganando este torneo podría volver a jugarlo la temporada próxima. Según se ha visto en los últimos entrenamientos del equipo ché, Pizzi parece que tiene bastante claro el once que alienará esta noche en el Sánchez-Pizjuán. Casi con toda seguridad saldrán de inicio los jugadores que lograron la remontada en los cuartos de final ante el Basilea suizo. Respecto al último encuentro que jugaron, ante Osasuna, la principal novedad será que el centrocampista Javi Fuego volverá a jugar como defensa central junto a Mathieu. Ricardo Costa y Victor Ruiz siguen lesionados mientras que Rubén Vezo no está inscrito en la competición. El otro central, Senderos, sí ha viajado con el equipo a la capita pero lleva varias semanas de baja por una lesión muscular y es más que probable que no juegue. Las bandas serían para Pereira y Bernat mientras que el exsevillista Keita y Parejo actuarían como pivotes defensivos. Junto a estos, actuarían como interiores Feghouli y Fede mientras que en la punta de ataque estarán Edu Vargas y Paco Alcácer. A las 21.05 rodará en el balón y será juez el sloveno Skomina, considerado uno de los mejores árbitros del continente. Quedan 180 minutos por delante para que el sevillismo siga soñando con la copa que le cambió la vida. sfc   vcf

  • 1