jueves, 21 marzo 2019
22:50
, última actualización
Deportes

Último examen en Jaén entre dudas

El Betis pondrá hoy (20.00) ante el Jaén la última piedra de su pretemporada. Cuando acabe el amistoso, el equipo sólo pensará en entrenar y entrenar de cara la Liga. En eso y en disipar dudas. Ayer no lo logró: ganó por 3-2 a un combinado de la cantera, pero llegó a ir perdiendo 0-2.

el 16 sep 2009 / 07:33 h.

El Betis pondrá hoy ante el Jaén la última piedra de su preparación de pretemporada. Cuando acabe el amistoso, el equipo verdiblanco ya sólo pensará en entrenar y entrenar hasta enfrentarse al Córdoba en la primera jornada de Liga. En eso y en disipar dudas. Ayer no lo logró: ganó por 3-2 a un combinado de la cantera, pero llegó a ir perdiendo 0-2.

El Betis necesita ser uno de los tres mejores de Segunda durante cuarenta y dos días, los correspondientes a las jornadas de que consta el campeonato, para regresar a Primera. De momento, el conjunto de Antonio Tapia cumple hoy cuarenta y dos días, pero de preparación, y diez partidos amistosos en los que ha ido puliendo detalles, aclarando algunas dudas y provocando otras. Esta noche disputa su undécimo encuentro, el último antes de que comience la competición de verdad, y lo hace en la ciudad donde precisamente se despidió de la categoría de plata:Jaén. Allí acudirá para enfrentarse al equipo local en el Trofeo del Olivo. El encuentro empieza a las 20.00 horas y la única manera de seguirlo en directo será a través de la radio del Betis.

El último ensayo veraniego irrumpe en pleno apogeo de las dudas que rodean el proyecto pergeñado por Manuel Ruiz de Lopera para el retorno a Primera. Después del esperanzador 4-2 frente al Zaragoza en el Colombino, el Betis enlazó tres partidos sin marcar un gol (Recreativo, Murcia y Tenerife) y de alguna manera dio un paso atrás que no desapareció con el posterior triunfo frente al Poli Ejido, de Segunda B (1-2).

Tras la concentración en La Manga, a Tapia ya sólo le quedaba una prueba para afinar su equipo titular, la de hoy en Jaén, pero le pareció insuficiente y organizó un amistoso frente a un combinado de la cantera. El choque se celebró ayer en el estadio a puerta cerrada y no despejó demasiado el horizonte. Ganó el primer equipo por 3-2, pero en el descanso perdía por 0-2 después de cuajar una primera parte que no augura nada bueno para la campaña en Segunda. Tras el intermedio y la pertinente reprimenda del técnico, los profesionales marcaron dos tantos en un suspiro y culminaron su remontada mediada la segunda mitad. La buena noticia, dentro de lo que cabe, es que vieron portería dos hombres que deben ser básicos (si se quedan): Sergio García y Emana. Lo malo es que la entidad de su oponente, sin ánimo de ofender a los chavales, está por debajo de la que ofrecerá cualquier adversario de Segunda.

En cuanto al once titular, en la portería se alternaron Casto y Ricardo (cada uno jugó medio tiempo con un equipo). El resto fue como sigue: Ilic, Arzu, Rivas, Óscar López; Iriney, Capi; Xisco, Emana, Caffa; y Sergio García. Tras el descanso, Álex Ortiz ocupó la posición de Arzu, que a su vez reemplazó a Capi en la medular. Emana disputó los noventa minutos. En el oponente, una mezcla del filial, el Betis C y los juveniles, Oli alineó a Julio Rico, Álex Ortiz, Fran No, Toni; Boro, Cañitas, Beñat, Álex; Manu Gavilán y Lechuga. Boro y Cañitas anotaron los dos goles de este equipo canterano.

Hoy, en Jaén, el Betis formará con un once radicalmente distinto, ya que el técnico prefiere distribuir el trabajo y no cargar algunas piernas más de lo aconsejable. Así pues, esta noche actuarán hombres como Goitia, Carlos García, Melli, Fernando Vega, Sunny, Juande, Odonkor, Juanma, Pavone y quizás un par de chavales del filial. La expedición, que parte esta misma mañana hacia Jaén, estará compuesta por los titulares y tres o cuatro recambios.

A la plantilla del Betis, o a los que viajen hoy a Jaén para jugar la XXIX edición del Trofeo del Olivo, les queda un duro domingo por delante. El amistoso ante el Jaén, de Segunda B, no será la única actividad que afrontarán los profesionales verdiblancos, que están citados ni más ni menos que a las nueve de la mañana en la ciudad deportiva para entrenarse como si fuese un día normal. Antonio Tapia no quiere desperdiciar ningún minuto y es consciente de que todavía debe ajustar muchos detalles para que su escuadra inaugure la temporada en las mejores condiciones posibles. Por eso ha diseñado este entrenamiento a una hora tempranísima, aunque la ventaja, obvia, es que el calor será mucho menor que por ejemplo el pasado viernes por la tarde, cuando el Betis se ejercitó con más de 40 grados de temperatura.

Después de la sesión, Tapia se montará en un autobús y recorrerá media Andalucía para presentarse en Jaén a la hora de la sobremesa. No viajarán todos los futbolistas, sino los que jueguen en La Victoria y algunos reservas. Y tras el encuentro, que concluirá a las diez de la noche, vuelta para Sevilla, a donde llegará el Betis ya de madrugada.

  • 1