Local

Últimos días para disfrutar la muestra con las joyas de Monte-Sión

Primer fin de semana de Cuaresma y últimos días (hoy y mañana) para ir haciendo al cuerpo a lo que viene. Qué mejor forma para ello que dejándose una horita en la calle Sierpes, donde radica el Círculo Mercantil, que acoge desde el pasado día 20 una muestra con la que festejar sus 450 años de vida.

el 15 sep 2009 / 23:18 h.

TAGS:

Primer fin de semana de Cuaresma y últimos días (hoy y mañana) para ir haciendo al cuerpo a lo que viene. Qué mejor forma para ello que dejándose una horita en la calle Sierpes, donde radica el Círculo Mercantil, que acoge desde el pasado día 20 una muestra con la que festejar sus 450 años de vida.

La exposición, que ya ha recibido un buen porrón de visitantes, recorre el devenir de la corporación del Jueves Santo a través de algunos de los enseres más destacados que integran su patrimonio. El broche final a diez días de exposición lo pondrá el concierto que ofrecerá la Banda de Cornetas y Tambores de Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas de Dos Hermanas (mañana a las 12.00).

Entre los bienes muebles exhibidos ante el gran público se hallan algunos que pertenecieron a la hermandad pero que actualmente son propiedad de otras instituciones religiosas o civiles, además de objetos artísticos y antropológicos de devotos relacionados con los titulares de la corporación y que están repartidos por toda Andalucía.

Así, entre las curiosidades que bien valen una visita se enumeran desde el paso de palio en el que la Virgen del Rosario procesionó a partir de 1913, pasando por la recreación escenográfica del antiguo misterio del Huerto de los Olivos -con los tres apóstoles de Castillo Lastrucci de 1950 durmiendo bajo una palmera-, a los rosarios del ajuar de la dolorosa, cerámicas, pinturas, fotos y hasta abanicos.

El paso antiguo se conserva hoy en día en Constantina al completo, y de él se muestran en la exposición sus bambalinas de malla, la peana, los respiraderos, los candelabros de cola con hojas de olivo y los faldones, "reaprovechados" del antiguo palio negro de antes de 1913, que muestra un lienzo pintado por Joaquín Sorolla tras una de sus visitas a Sevilla. Es el primer paso en el que la dolorosa lució el bullón de su manto -a modo de doblez-, que actualmente saca a la calle y que fue idea de José Lacaroz.

Asimismo, Monte-Sión expone un fragmento del palio destruido en julio de 1936 y seis de los 12 rosarios dorados y metálicos de 1912 que procesionan colgados de los varales, además de las bambalinas delantera y lateral del paso de palio de Elena Caro de 1944, que procesionaron hasta la coronación en 2004. En la primera de ellas, dos ángeles sostienen el escudo de la hermandad de la plaza de los Carros.

Quien visite la muestra verá también una copia en terracota de la virgen obra de Esteban Sánchez Rosado, en la que aparece vestida a la antigua usanza. Del mismo material es la escultura del Señor de la Oración en el Huerto expuesta, obra del imaginero Daniel del Valle, y propiedad de la familia Ferreras-Romero; y el conjunto del paso de misterio, también en barro cocido, de Fernando Navaro.

En cuanto a coronas, hay tres: la de Dalmás, otra de oro anterior a la coronación, y la que le impuso el cardenal. Entre joyas como éstas, las vitrinas contienen puñales, broches, pañuelos y las potencias del Señor. Y las sayas de la dolorosa, que lucen entre varios llamadores y la copa donada en su día por Alfonso XIII.

  • 1