Cultura

Un alegato a favor de la legalización de las drogas

el 08 jun 2011 / 20:00 h.

Además de narrar la historia del protagonista, la novela de Juan Gabriel Vásquez brinda una panorámica de lo que ha sido la historia de Colombia de las últimas décadas, así como el desarrollo de la industria del narcotráfico, "desde cuando no era más que un contrabando más o menos inocente, hasta convertirse en la gigantesca industria de corrupción y muerte que todos conocemos", comenta el escritor.
Y, partiendo de esta perspectiva, el autor de Los informantes y de Historia secreta de Costaguana aventura una reflexión que viene a sumarse a la opinión que recientemente han vertido algunos intelectuales de prestigio, como Carlos fuentes o Álvaro Mutis, en relación con la legalización de las drogas: "Aunque no lo subrayo en la novela, creo que las mafias criminales son resultado de la prohibición. Soy un firme defensor de la legalización, porque consumo ha habido siempre, pero corrupción, violencia, terrorismo y mafias derivadas de las drogas sólo hay desde que el consumo se prohíbe y se persigue. El consumo, en condiciones normales, no pasaría de ser una cuestión de responsabilidad individual. Pero lo que no es de recibo es la criminalización del consumidor, que es lo que ha sostenido el gobierno de Uribe", agrega. Cuando se le pregunta si las mafias tienen tanto poder como para impedir el debate, no duda: "No, sólo se debe a la hipocresía de los gobiernos, y a la falta de valor, porque saben que apostar por la legalización es la mejor manera de perder votos. Así es en toda Latinoamérica, como es en Estados Unidos. Pero, si no se legaliza la droga en los países consumidores, ¿para qué van a legalizarla los productores? Lo cierto es que, si las mafias pierden su poder, lo que hoy es un problema de corrupción pasaría a ser un simple problema de salud pública", apostilla. 

  • 1