Deportes

Un alta inesperada para Mel y una baja previsible desde África

Competición perdona a Amaya por un error de Pérez Lasa, pero Nosa aún no ha vuelto.

el 13 feb 2013 / 22:35 h.

Vlada Stosic y Pepe Mel, este miércoles en La Cartuja.
-->

Pepe Mel todavía no ha repetido ni una sola alineación en los veintitrés encuentros de Liga que el Betis ha disputado en lo que va de temporada y se daba por hecho que tampoco lo haría el próximo domingo en el feudo del Espanyol por culpa de la tarjeta roja que vio Amaya en el partido contra el Valladolid, pero los árbitros y los comités, por una vez en la vida, se han aliado a favor del conjunto verdiblanco y su entrenador, si así lo desea, está en disposición de dibujar al fin un mismo once titular en dos jornadas, además consecutivas. Miguel Ángel Pérez Lasa se equivocó en la descripción de la jugada que provocó la segunda amarilla del central, el Betis envió las oportunas alegaciones y el Comité de Competición no tuvo más remedio que admitir ayer que el colegiado había errado. Una simple formalidad, sí, pero Amaya está disponible para el domingo. No como Nosa, que sigue sin regresar a Sevilla para disgusto de los responsables del Betis.

Por partes, la buena noticia del miércoles fue el indulto de Competición a Amaya, que en teoría iba a ser sancionado con una jornada de suspensión por la tarjeta roja que le mostró Pérez Lasa en los últimos minutos del choque contra el Valladolid. El árbitro vasco, sin embargo, no atinó con la explicación correcta en el acta. Indicó que la segunda amarilla había sido por "zancadillear a un contrario", igual que la primera, cuando en realidad la falta consistió en dar una patada en el costado a un rival. La amonestación era más que justa, pero el trencilla no la plasmó bien y eso es un error fundamental.

"El Betis entiende que el acta incurre en un error material manifiesto, en la medida en que no zancadilleó a un adversario ni éste llevaba el balón controlado, tal y como se describe en el acta", expone Competición en su fallo. "Tras el examen [del vídeo aportado por el Betis] se desprende que en efecto la descripción de la jugada contenida en el acta no se corresponde con la realidad. No hay zancadilla (en su caso se trataría de una entrada con contacto, pero tampoco se aprecia con evidencia) ni tampoco el jugador rival tenía controlado el balón", añade. Por tanto, Competición deja sin efecto la tarjeta y sólo castiga a Amaya  con la primera amarilla y al Betis con una multa de 180 euros. El pucelano Rukavina, por cierto, también se libra de la sanción porque el comité le perdona la segunda amarilla.

En resumen, Mel tiene los mimbres necesarios para repetir ese once buscado, que obviamente sería el mismo que se midió con el Valladolid. Ahora bien, el técnico recupera a Cañas, así que si lo introduce en la alineación será la vigésima cuarta combinación distinta.

Amaya, curiosamente, fue uno de los ausentes en el regreso del plantel al trabajo, ayer por la tarde en La Cartuja. Los otros fueron Vadillo, aún convaleciente de la gripe que le impidió jugar el lunes, y Chica, con molestias en una rodilla. "Están durando más de lo que pensaba", confesó el lateral. En principio, ninguno tendrá problemas para el domingo.

EL CASO NOSA. La duda es mayor con Nosa. El nigeriano continúa festejando el triunfo de su selección en la Copa de África y ayer conoció de boca del presidente de su país, Goodluck Jonathan, que recibirá una prima de cinco millones de nairas, que es la moneda de su país. Parece mucho, pero en realidad son poco más de 23.000 euros. Cada jugador del equipo campeón obtendrá también una porción de terreno en la capital, Abuja. Pero el caso es que Nosa sigue sin volver y Mel habló ayer del asunto con Vlada Stosic en el mismo tartán de La Cartuja. A priori, dada su tardanza, es improbable que sea convocado el domingo, aunque desde el Betis informaron ayer de que esperan al jugador para hoy. Algunos de sus compañeros llevan ya varios días en sus respectivos equipos.

-->-->

  • 1