Local

Un anciano mata a su mujer y a su hermano enfermo y se suicida

El consistorio y los hijos del agresor sostienen que el hombre no era un maltratador. 

el 03 dic 2009 / 20:36 h.

TAGS:

Un hombre de 72 años de edad se suicidó ayer tras matar a hachazos a su esposa, de 67 años, y a su hermano discapacitado, de 80, en el domicilio que compartían en la localidad almeriense de Cóbdar , de apenas 200 habitantes.
El doble crimen, perpetrado presuntamente por Antonio N.C., se produjo pasadas las 8.00 horas de la mañana. Según las primeras informaciones de la Guardia Civil y el servicio de emergencias 112, el presunto asesino telefoneó a uno de los dos hijos del matrimonio, residente en El Ejido, para advertirle "de que se iba a quitar la vida".

Asimismo, la mujer llamó a la otra hija del matrimonio "visiblemente nerviosa" por lo que ésta se puso en contacto con un vecino de la pareja en el pueblo para que acudiese al domicilio a ver qué había ocurrido. Fue este vecino quien encontró los tres cuerpos. Presuntamente, Antonio N.C., un agricultor jubilado, mató primero a su mujer, Herminia, y luego a su hermano Rafael, enfermo de Alzheimer y postrado desde hace años en una cama, en la planta baja de la casa, asestándoles varios hachazos. Posteriormente se ahorcó en el piso superior de la vivienda, ubicada en la calle San José de Cóbdar. Tras el levantamiento de los cadáveres por orden judicial, pasado el mediodía, los cuerpos fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal para practicarles las respectivas autopsias.

El Ayuntamiento de la pedanía de Cóbdar acordó decretar tres días de luto oficial y el alcalde de la localidad, José Fuentes, explicó a Europa Press que los hijos del matrimonio "se encuentran muy dolidos ya que su padre no era ningún maltratador ni un demente", al tiempo que señaló que se trata de un crimen "muy inesperado".

Los que conocían de cerca a la familia, con los que mantenían estrechos lazos de amistad algunos ediles de la corporación local, no podían ocultar su consternación ante lo que calificaron como "un golpe muy grande fruto de la desesperación y la angustia" y calificaron a Antonio N.C. como "un buen hombre al que se le había complicado la vida".
Herminia estaba bajo tratamiento médico debido a "una fuerte depresión" tras atender y prestar cuidados a su cuñado enfermo durante años de alzheimer e inmovilizado en cama.

Aunque se trata de un pueblo pequeño donde la mayoría de los habitantes se conocen, el regidor lamentó que los vecinos no informaran al consistorio de la situación de la familia. "No nos habían dicho nada, si nos hubieran dicho que tenían problemas hubiéramos gestionado ayuda para ellos, les hubiéramos echado una mano", aseguró el alcalde.

Los cinco integrantes de la corporación local estuvieron toda la mañana apoyando a los hijos del matrimonio en las dependencias de la Guardia Civil y ofrecieron su colaboración para organizar el funeral, si bien aún no se ha precisado ni cuándo ni dónde se celebrará el sepelio de las tres víctimas.

  • 1