Local

Un aniversario de altos vuelos

Mañana se cumple un año del primer despegue del A400M desde San Pablo

el 09 dic 2010 / 21:31 h.

TAGS:

El A400M levantó el vuelo a las 10.15 h. del 11 de diciembre.

La frenética carrera contrarreloj que Airbus Military se ha impuesto para recuperar parte del tiempo perdido en el programa del A400M está surtiendo efecto. Mañana la compañía celebrará el primer aniversario desde que el avión de transporte militar que se ensambla en San Pablo despegara por vez primera desde las pistas del aeródromo sevillano.

Y lo hará con el balance de que los tres primeros aparatos montados en Sevilla ya han surcado los cielos y acumulan más de 900 horas de vuelo, según los últimos datos disponibles. Y con el cuarto avión de desarrollo en puertas de hacerlo, ya que en la última semana -hay cuestiones que no respetan ni los festivos-, la aeronave salió de la planta de montaje para pasar a manos del equipo de ensayos en vuelo, actividad en la que están centrados más de un centenar de trabajadores en Sevilla, y que posibilitará que, en torno a los últimos días de este año o los primeros de 2011, este último aparato remonte también el vuelo.

Un año repleto de avances en el programa, aunque no tanto como hubiera deseado la compañía en otros aspectos relevantes, como la renegociación del contrato con los siete países clientes. Gajes que son fruto, por una parte, de que los clientes sean los propios gobiernos, y, por otra, de la restricción de los presupuestos de Defensa por la ya larga crisis económica.

Mucho ha llovido desde el 11 de diciembre de 2009. Una mañana fría, muy fría, de diciembre que ha pasado a la historia aeronáutica de la ciudad y que contó con un testigo de excepción, el Rey Juan Carlos, que siempre ha mostrado su apoyo a esta industria y a Sevilla.

Era un momento muy esperado porque el A400M, el avión más moderno de transporte militar, necesitaba reivindicarse como programa sólido y de futuro, tras varios años de retrasos no exentos de dificultades, sobre todo, financieras. Y con su despegue se activó la cuenta atrás, pues EADS se comprometió a realizar su primera entrega justo tres años después de cumplir con ese hito industrial. Su destino será las Fuerzas Aéreas Francesas.

Y es que el avión nació con el compromiso de compra de 182 aeronaves por parte de siete naciones -Alemania, Francia, España, el Reino Unido, Bélgica, Turquía y Luxemburgo- a un precio fijo de 20.000 millones. Pero los problemas en su desarrollo llevaron al consorcio EADS, promotor del proyecto, a plantear que esos términos eran insostenibles y que a todos tocaba arrimar el hombro.

Así pues, con el primer despegue, la compañía mostraba las capacidades del nuevo avión ante sus clientes, con los que aún está inmerso en negociaciones para cerrar los flecos de los nuevos términos del contrato.

Pero el fin parece estar bastante más cerca de lo que estaba entonces. A comienzos del pasado noviembre tanto EADS -matriz de Airbus, donde se integra Airbus Military, responsable del avión- como los siete países ratificaron el principio de acuerdo alcanzado unos meses antes, en marzo, para compartir el sobrecoste del programa.

Hay acuerdo en que hay que repartir el esfuerzo y en que, dada la actual situación de las respectivas arcas públicas, hay que flexibilizar también los pagos. EADS les deja margen, pero las naciones asumen un coste extra de 2.000 millones (a sumar a los 20.000 iniciales), que absorberán reduciendo en diez el número global de pedidos.

Queda pendiente cómo concretar otros 1.500 millones en préstamos reembolsables pero vinculados a las ventas a socios ajenos al programa, es decir, a su exportación.
Lo más importante es que los gobiernos renuncian a las indemnizaciones que les hubieran correspondido por los retrasos en las entregas. El Ministerio español de Defensa confía en rubricar el acuerdo final este enero. Y hacerlo en Sevilla.

El primer A400M

El avión se estrenó el 11 de diciembre de 2009 en Sevilla. Bautizado cariñosamente por un grupo de ingenieros de vuelo como Grizzly ("oso pardo"), fue presentado en junio de 2010 en la feria aeronáutica ILA de Berlín. El bautizo oficial se produjo en Farnborough un mes más tarde.

Cuatro aviones más

En total, son cinco los aviones de desarrollo. Está previsto que a finales de este año se decida el lanzamiento de su producción en serie tras acumular los tres primeros aparatos más de 900 horas de vuelo. La segunda aeronave voló el 8 de abril, mientras que la tercera lo hizo el 9 de julio. El cuarto avión lo hará a finales de este año, después de que entrara en la planta de montaje en los últimos días de enero. El quinto se ensambla desde finales de octubre y volará a mediados de 2011.

 

  • 1