lunes, 18 marzo 2019
20:19
, última actualización
Economía

Un aniversario en recuerdo de los ausentes

"Yo era el más joven y no sabía que estaba asistiendo a la constitución de lo que 30 años después se convertiría en la organización social más importante de Andalucía. Así rememoraba Juan Salas Tornero, hoy presidente de la Comisión de Relaciones Institucionales de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), el día de la fundación de la patronal andaluza.

el 15 sep 2009 / 21:15 h.

"Yo era el más joven y no sabía que estaba asistiendo a la constitución de lo que 30 años después se convertiría en la organización social más importante de Andalucía. De ese día, recuerdo además que hacía mucho frío y que nos pusieron calentadores mientras se realizaba la reunión". Así rememoraba el jueves Juan Salas Tornero, hoy presidente de la Comisión de Relaciones Institucionales de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), el día de la fundación de la patronal andaluza.

Como en 1979 lo fuera del arranque, Antequera se convirtió ayer en testigo de la ratificación del acta fundacional de la CEA, que cumple 30 años, un documento que se encargaron de firmar los presidentes de las ocho organizaciones territoriales, junto a su actual presidente, Santiago Herrero, y su secretario general, Antonio Carrillo. La celebración, en el Real Monasterio de San Zoilo de la localidad malagueña.

El acto se convirtió en un homenaje a las tres personas que antes que Herrero -que fue el encargado de recordarlos con emoción contenida- ocuparon la presidencia de la Confederación, Manuel Martín Almendro, Manuel Otero Luna y Rafael Álvarez Colunga, ya fallecidos, y cuyos hijos estuvieron presentes.

"Hizo de la nada una organización representativa de todos los territorios y todos los sectores productivos con una visión de integración autonómica superando los localismos y provincialismos", dijo Herrero en referencia al primer presidente de la entidad, Martín Almendro.

Sobre Otero Luna, destacó el momento en el que afrontó el cargo, "cuando comenzaba el desarrollo del Estado de las Autonomías y había que llevar a cabo una intensa negociación con los sindicatos para alcanzar la paz social, tan escasa entonces".

Especial fue el recuerdo al recientemente fallecido Álvarez Colunga, en circunstancias trágicas. "Recuperado el orgullo empresarial, había que abrir la CEA a toda la sociedad para prestigiar nuestra labor, había que promover un cambio de mentalidad y ésa fue la gran labor de un andaluz singular, un empresario familiar y vocacional, Álvarez Colunga", señaló el presidente de la patronal.

También recordó a los "amigos empresarios que se nos murieron y a los que nos mataron, como Rafael Padura, asesinado por los Grapo", así como a "quienes han asumido tareas de responsabilidad a expensas de su tiempo de trabajo o de ocio", y mencionó especialmente a Antonio Carrillo, su "amigo y directo colaborador". En este punto, Herrero no pudo evitar emocionarse y que su voz se quebrase.

En lo que se refiere al terreno empresarial, Herrero subrayó que en estos 30 años la CEA "se ha erigido en la institución representativa de todos los empresarios" y resaltó su contribución al crecimiento económico, a la estabilidad institucional y al avance social. "Hemos sustituido la confrontación por la negociación", sentenció.

  • 1