Local

Un año de gobierno en minoría y con la losa de la crisis económica

El curso político 2007-2008 termina prácticamente igual que empezó: con un gobierno local (PSOE) en minoría que no termina de encontrar la forma de negociar con una oposición que suma la mayoría y en la que tres partidos (PA, PP y PSEI) actúan de forma coordinada y conjunta.

el 15 sep 2009 / 09:07 h.

TAGS:

El curso político 2007-2008 termina prácticamente igual que empezó: con un gobierno local (PSOE) en minoría que no termina de encontrar la forma de negociar con una oposición que suma la mayoría y en la que tres partidos (PA, PP y PSEI) actúan de forma coordinada y conjunta.

La escasa capacidad de los socialistas para negociar con los otros cuatro grupos políticos quedó patente ya desde el inicio del mandato 2007-2011 cuando llevaron a pleno una propuesta para aumentar de nueve a once el número de personas de confianza contratados para asesorar y atender al gobierno local.

El PSOE justificaba el aumento en "las necesidades organizativas del Ayuntamiento". Pero ningún grupo apoyó la medida: el PA la tildó de "irresponsable" y poco seria, el PP dijo que no era prioritaria e IU la rechazó alegando el estado deficitario de las arcas municipales.

Fuentes cercanas al PSOE y algunas del entorno del PA, aseguraron entonces que los cuatro concejales del PP negociaron su apoyo al aumento del personal de confianza, y que incluso llegaron a garantizar su voto favorable, pese a que finalmente se opusieron.

Esa negociación confirma que los socialistas no ven con malos ojos cerrar acuerdos con el PP, ante la frontal oposición del PA, el partido mayoritario de la oposición y que, tradicionalmente, es la alternativa de gobierno al PSOE, pese a haber caído a mínimos históricos.

Otro dato que avala ese trato es el apoyo dado por el PP en enero pasado al PSOE para que el ex gerente de la Empresa Municipal de Urbanismo (EMU), Antonio Mena, fuera el encargado de dirigir el PGOU. Los populares fueron los únicos que votaron a favor: PA, PSEI e IU - estos últimos, socios del PSOE en el último mandato - votaron en contra.

Pero esa ha sido la excepción: por regla general, el PA, el PP y el PSEI han formado un frente común contra el gobierno local socialista. Eso cuando no se han unido para aprobar medidas como la aún no resuelta dirección de la televisión municipal.

Además, al gobierno del PSOE le toca lidiar con la falta de liquidez de las arcas municipales, y que tiene sin cobrar a muchos proveedores, algunos desde junio de 2007. Es una queja recurrente de los socialistas a pesar de que su petición de aumentar el número de personas de confianza suponía gastar en torno a 59.300 euros más al año en este capítulo. De momento, el PSOE aparca sus promesas de austeridad para los presupuestos de 2009, que dependerán, de nuevo, del apoyo que logren negociar.

  • 1