Local

Un año en un piso tutelado

La acusación pública pretende que los dos juicios del caso se acompasen en el tiempo

el 16 nov 2010 / 20:02 h.

TAGS:

La Ley del Menor señala los nueve meses como plazo máximo de internamiento de un joven a la espera de juicio y siempre y cuando sean delitos de gravedad, si no el máximo legal será de seis. Eso fue lo que ocurrió en el caso del Cuco, a quien le prorrogaron el internamiento hasta los nueves meses, plazo que cumplió en noviembre del año pasado.

La solución que encontró la Fiscalía de Sevilla fue internar al menor en un piso tutelado, una medida que apaciguó la alarma social que se creó nada más conocerse la noticia de que uno de los presuntos asesinos y violadores de Marta del Castillo iba a salir a la calle. Sin embargo, esta medida que se planteó como algo provisional se está extendiendo en el tiempo más de lo que debería.

La clave está en que por este caso deben celebrarse dos juicios: el de los cuatro adultos implicados y el del menor. Desde el principio la intención del Ministerio Público era acompasar lo máximo posible los tiempos, de forma que ambas vistas orales se celebraran más o menos en la misma fecha. Así, se intentaría librar el obstáculo que supone que los implicados declarasen en un juicio como imputados, y por tanto bajo su derecho a no declarar y con la posibilidad de mentir, y en el otro como testigos, lo que implica que tengan la obligación de decir la verdad.

Hasta ahí todo bien. El problema surgió cuando el proceso de los adultos comenzó a dilatarse en el tiempo, entre otras cosas, por el vericueto en el que aún se encuentra inmerso el caso sobre si debe ser o no un jurado el que debe enjuiciar a Miguel Carcaño, Javier Delgado, Samuel Benítez y María García. Todo esto después de haber superado un proceso de recusación de la que iba a ser presidenta del jurado, antes de que un magistrado de la Audiencia decidiera que la causa debía ser juzgada por un tribunal profesional. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) tiene la última palabra al respecto.

Entre tanto, El Cuco permanece alejado a 50 kilómetros de Sevilla, otra medida adoptada por la Fiscalía para evitar que el menor se encuentre con la familia de Marta, en un piso tutelado. Hace algunos meses se dijo que el juicio sería aproximadamente en enero, pero si el de los adultos sigue retrasándose es posible que el del Cuco también lo haga.

  • 1