Local

Un año sin gripe

Cientos de mayores se vacunan al día por la alta concienciación

el 10 oct 2011 / 19:12 h.

TAGS:

Ana, de 87 años, recibe la vacuna de la gripe en el centro de salud San Luis

El recuerdo de la gripe A es ya algo lejano. Dos años después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertara sobre una posible epidemia a escala planetaria, que tuvo en vilo a medio mundo durante meses, en el centro de salud San Luis de Sevilla ni siquiera se menciona, y eso que están en plena campaña de vacunación contra la gripe.


Al menos es lo que opinan las personas que ayer por la mañana esperaban su turno para ser vacunados en el ambulatorio. "¿Gripe A?, eso tampoco fue para tanto...", comenta Antonio, un jubilado que ocupa el primer lugar de la cola. Los restantes, una docena en ese momento, todos también mayores de 65, coincide con él. La cosa no fue para tanto.


No obstante allí están, esperando su turno para ser vacunados. El lunes de la semana pasada comenzó la campaña de este año, y como cada otoño la Consejería de Salud aspira a que ningún sevillano o sevillana incluido entre los colectivos de riesgo se quede sin vacunar. Para ello se han adquirido algo más de 285.000 dosis destinadas a cubrir toda la provincia, con un coste total de 1.800.000 euros. El año pasado se emplearon finalmente unas 263.000 unidades, y las previsiones de la OMS para este otoño apuntan a que la incidencia será similar: unos 1.700 casos por cada 100.000 habitantes. De esta forma, durante este otoño-invierno casi 12.000 personas contraerán la gripe en Sevilla.


Las administraciones públicas insisten en que los colectivos de riesgo deben vacunarse: mayores de 65, enfermos crónicos y personas con las defensas bajas, así como mujeres embarazadas en cualquier momento de la gestación. Unos colectivos que están más que concienciados al respecto, pues, entre los muchos presentes durante la mañana en el centro de salud, el comentario más repetido fue "yo vengo cada otoño por estas fechas, cuando escucho que empieza lo de la vacuna".


El SAS registró el año pasado una incidencia casi un 50% inferior respecto al año anterior en casos de gripe. De esta forma, se pasó de los más de 3.000 casos por cada 100.000 habitantes de la campaña 2009-2010 a los 1.700 actuales. Desde la Consejería de Salud se destaca el dato de que, además, la mayoría de los enfermos fueron menores de 65 años, lo que refleja el éxito de las campañas de vacunación entre los colectivos de riesgo.
Como vivo ejemplo de ello, en la sala de espera del centro de salud San Luis todos son mayores de 65, habituados a acudir cada año a su cita con la vacuna de la gripe. Enrique, regente de un bar en Los Carteros, de 67 años, manifiesta repetir por cuarto año seguido. "No me da ninguna reacción, y desde que me la pongo me he librado de la gripe", manifiesta. Ana y Antonia, dos hermanas octogenarias, comentan que ya se la han puesto "varias veces", acudiendo cada año al centro para ello.
sepa más

  • 1