Local

Un arresto de la Guardia Civil en aguas del Peñón enfrenta a España y Reino Unido

el 23 jul 2012 / 17:07 h.

TAGS:

El Gobierno británico ha protestado por la "intolerable e ilegal"  detención de dos ciudadanos gibraltareños por parte de la Guardia  Civil el viernes pasado en las aguas en disputa que rodean el Peñón.

En un comunicado del Foreign Office, el secretario de Estado  británico para Europa, David Lidington, se ha declarado "horrorizado  por el comportamiento vergonzoso de la Guardia Civil", cuya  patrullera Río Ceden interceptó el viernes a una embarcación  gibraltareña, a la que condujo a Algeciras.  

"Estoy horrorizado por el comportamiento vergonzoso de la Guardia  Civil española, que detuvo a dos nacionales gibraltareño británicos  en (aguas) de jurisdicción británica y los transfirió a España. El  Gobierno (británico) dejará claro a España que esta acción, por parte  de las agencias de seguridad de un socio de la UE y aliado de la  OTAN, es intolerable e ilegal", advierte Lidington.

El secretario de Estado subraya que el Gobierno británico sigue  "seguro" respecto de la soberanía británica de las aguas que rodean  el Peñón, pero que España no le reconoce porque no se cedieron por el  Tratado de utrecht de 1713.

Reitera además que el Reino Unido "nunca cerrará ningún acuerdo  por el  que el pueblo gibraltareño pudiera pasar a estar bajo la  soberanía de cualquier otro Estado en contra de sus deseos", ni  siquiera "iniciará un proceso de negociaciones sobre la soberanía con  el que Gibraltar no esté de acuerdo".

El Gobierno de Gibraltar también ha expresado hoy su malestar por  la actuación de la Guardia Civil, que considera que no puede quedar  sin respuesta.

Los hechos ocurrieron en la noche del viernes, en torno a las  23.30 horas, cuando la Guardia Civil interceptó una embarcación  deportiva gibraltareña a unos 200 metros de la costa de Gibraltar y  detuvo a sus dos tripulantes, a los que condujo a Algeciras.

Ambos detenidos, junto a su embarcación, fueron liberados sin  cargo en torno a las 2:00 horas de la madrugada del sábado, si bien  cierto material pesquero fue incautado por la Guardia Civil.

Aunque el Gobierno gibraltareño ha desligado este comportamiento  de la Guardia Civil del conflicto que desde marzo mantiene el Peñón  con los pescadores gaditanos, a los que pone impedimentos para faenar  en la zona, el Foreign Office enmarca el episodio en el desacuerdo  que persiste entre ambas partes.

"Durante todo este tiempo los organismos británicos y gibraltareño  han intentado responder (a este conflicto) de una manera profesional  y tranquila y el ministro principal ha instaurado conversaciones  entre autoridades gibraltareñas y los pescadores para trabajar en la  búsqueda de la una solución", señala el Foreign Office en su nota.

El departamento que dirige William Hague subraya que a lo largo  del conflicto no se ha detenido a ningún ciudadano o buque español,  por lo que interpreta la detención de los dos gibraltareños en las  aguas en disputa como "una escalada de provocación contrario a la  legalidad internacional".  

  • 1