Local

Un autobus embiste una parada en la Cartuja y hiere a un peatón

El autobús circular C2 golpeó con el frontal el techo de la parada que hay frente a la facultad de Comunicación, en la Cartuja. Los cristales estallaron justo cuando pasaba un viandante.

el 06 abr 2011 / 10:38 h.

TAGS:

El joven herido en el accidente dialoga con un agente de la Policía Local.

Un autobús de la línea C2, que realiza el recorrido circular alrededor de la ciudad, ha golpeado una parada sita en la avenida Américo Vespucio justo cuando se detenía a su lado para soltar y coger pasajeros. Justo cuando iba a pararse, el ángulo superior del vehículo ha chocado fuertemente contra el techo de la parada, con la fortuna de que en ese momento no había nadie esperando el autobús. El impacto ha desplazado la estructura de la parada, quedando ladeada, pero en pie. Sin embargo, los cristales de protección han estallado justo cuando un peatón pasaba por detrás. El joven M. L. ha resultado herido por cortes de cristal en la cabeza, el hombro y la espalda, y ha sido trasladado en ambulancia al hospital, aunque sus heridas no revisten gravedad. "Iba andando y me ha caido la parada encima, una lluvia de cristales. No me puedo quitar la ropa porque estoy lleno de virutas", dice. El chico tenía pequeños cortes de sangre sobre la ceja, en la cara, bajo la oreja, en el hombro y en la espalda.

Según el relato del conductor, había dos furgonetas estacionadass en segunda fila, obstaculizando el acceso del autobús a la parada. Para esquivarlas, el conductor cerró demasiado el ángulo del vehículo, "metió mucho el morro en dirección a la acera" y la parte alta del mismo golpeó la cornisa de la parada. "La culpa ha sido mía, aunque las furgonetas mal estacionadas me han obligado a hacer una maniobra forzada", explica. El joven herido interpondrá ahora una denuncia contra el Ayuntamiento, responsable de la empresa pública de transportes Tussam. La Policía Local y una inspectora de Tussam han recogido el relato de los hechos de ambas partes. 

La estructura de la parada, ubicada justo frente a la Facultad de Comunicación, en la Cartuja,  quedó destrozada e inestable, por lo que un equipo de Bomberos, ayudado por una grúa, serró el metal para llevarse la parte superior y evitar que pudiera caerse sobre otro peatón. Una inspectora de Tussam que se acercó hasta el lugar de los hechos confirmó, ya antes de estos trabajos, que la marquesina tendría que ser sutituida por completo al haber resultado muy dañada.

  • 1