Deportes

Un Betis caótico tira por la borda media salvación

Caótico partido el brindado ayer por el Betis, que remontó de forma milagrosa un 1-2 con diez en el minuto 90 y luego regaló la victoria en el 95' merced a un penalti grotesco del meta Ricardo que puede suponer el fin de la era Chaparro, pues el Betis, como equipo, sencillamente no existe.

el 16 sep 2009 / 00:56 h.

Caótico partido el brindado ayer por el Betis, que remontó de forma milagrosa un 1-2 con diez en el minuto 90 y luego regaló la victoria en el 95' merced a un penalti grotesco del meta Ricardo que puede suponer el fin de la era Chaparro, pues el Betis, como equipo, sencillamente no existe.

Made in Betis. El partido de ayer es de esos que sólo se acostumbran a ver muy de cuando en cuando por Heliópolis. Malo fue malo de solemnidad, porque el Betis no está para nada y el Numancia aún está peor, pero en el transcurso de los casi 100 minutos de juego pasaron muchas cosas, que dieron casi para escribir un libro, el epitafio de Paco Chaparro, que ha sido incapaz de construir un equipo fiable y ayer volvió a dar muestras de una fragilidad alarmante que le puede llevar a Segunda división.

Y eso que las cosas no pudieron empezar mejor para los béticos, que encarrilaron pronto el partido con un gol a los nueve minutos de Sergio García en jugada de estrategia. Parecía que, por una vez, se iba a vivir una tarde plácida por Heliópolis. Pero eso es metafísicamente imposible.

En la misma jugada del gol -en la posterior celebración- se lesionó el delantero bético, que tuvo que ceder su puesto a Edu, y ahí prácticamente se acabaron las energías de los locales, que habían salido con muchos ímpetus y poco a poco fueron cediendo el balón ¡al Numancia! que se hizo amo del mismo hasta que Aranda logró el empate a los 40' por un clamoroso hueco en el eje de la zaga. Obviamente, la afición bética despidió a los suyos con bronca.

Paco Chaparo había formado de salida con la opción más ofensiva de las que tenía para suplir la baja de Marco Aurelio: podía haber situado a Rivera o Capi en el doble pivote junto a Arzu, pero optó por retrasar a Emana -con los riesgos que ello conlleva- para situar a Juanma en la banda derecha y a Sergio García en la media punta, por detrás de Oliveira, donde juega y luce más que en los costados. El invento apenas duró un cuarto de hora, pues tras el gol y la lesión de Sergio García, el Betis se partió en dos -como le pasa casi siempre- y el mandó pasó a ser de los Barkero y compañía. Como suena.

la locura. Al comienzo de la segunda parte, los béticos pegaron otro arreón y Emana (51') y Oliveira (65') pudieron hacer el 2-1, lo que impidió el meta Juan Pablo con dos grandes paradas. Pero ahí quedó la cosa: el juego de conjunto brillaba por su ausencia y los murmullos de la grada pronto se tornaron en silbidos de desaprobación.

En estas, Nelson hizo un claro penalti: expulsión y 1-2 a falta de un cuarto de hora. Ruina total, pero un hábil gol de Capi -que había entrado por Emana- y otro de Oliveira -tras un inocente penalti de Pavón a Edu- permitieron que se produjera el milagro de la salvación, que muchos incrédulos no presenciaron porque hacía tiempo que habían abandonado los graderíos hastiados por el pobre espectáculo que estaban presenciando.

Sin embargo, lo peor estaba por llegar: con 3-2 a favor y corriendo el minuto 94 el meta Ricardo sale alocadamente, arrolla a Aranda y tira por la borda media salvación. Delirante.

3 - Real Betis: Ricardo; Nelson, Juanito, Melli, Monzón; Juanma, Arzu, Emaná (Capi, m.66), Mark González (Odonkor, m.84); Sergio García (Edu, m.14) y Oliveira.

3 - CD Numancia: Juan Pablo; Juanra (Felipe Guréndez, m.46), Sergio Ortega, Boris, Cisma; Mario, Dimas, Nagore, Barkero (Pavón, m.82); Aranda y Goiria (Bellvis, m.64).

Goles: 1-0, M.10: Sergio García. 1-1, M.40 Aranda. 1-2, M.75: Barkero, de penalti. 2-2, M.85: Capi. 3-2, M.90: Oliveira, de penalti. 3-3, M.95+: Aranda, de penalti.

Árbitro: Carlos Velasco Carballo (Comité Madrileño). Expulsó con roja directa a los locales Nelson (m.75) por zancadillear a Bellvis cuando tenía una ocasión manifiesta de gol y Ricardo, por dos amonestaciones (m.92 y 93), así como al soriano Pavón por doble amarilla (m. 84 y 89).

Amonestó a los locales Monzón (m.81), Edu (m.86) y Oliveira (m.91), y a los visitantes Mario (m.27), Dimas (m.50), Juan Pablo, (m.73) y Sergio Ortega (m.88). El cuarto árbitro, el ceutí Ramón Arias Madrid, reemplazó en el minuto 10 al asistente Enrique Andrés Samper, que se retiró lesionado.

Incidencias: Partido de la vigésima novena jornada de la Primera división disputado en el Manuel Ruiz de Lopera ante unos 47.000 espectadores. Noche agradable, césped en perfectas condiciones.

  • 1