Local

Un brasileño de ocho años pasa el examen para entrar en la Facultad de Derecho

Un niño brasileño de 8 años ha aprobado el examen de ingreso para la carrera de Derecho en la Universidad Paulista (Unip) de Goiás (centro del país), lo que ha provocado las protestas de los abogados de Brasil por la baja calidad de la enseñanza.

el 15 sep 2009 / 01:16 h.

TAGS:

Un niño brasileño de 8 años ha aprobado el examen de ingreso para la carrera de Derecho en la Universidad Paulista (Unip) de Goiás (centro del país), lo que ha provocado las protestas de los abogados de Brasil por la baja calidad de la enseñanza.

Según informó hoy la Orden de Abogados de Brasil (OAB), el niño Joao Víctor Portelinha de Oliveira, estudiante del cuarto grado de educación primaria, participó con éxito en el proceso de selección de la Unip.

Además de someterse a una prueba para evaluar sus conocimientos, el candidato debía escribir un texto acerca de un reportaje de prensa, tarea que el niño consideró como "fácil", según dijo al diario "O Globo".

La OAB ha pedido el ministerio de Educación que intervenga en la Facultad de derecho "para que se verifique si casos semejantes ocurren con frecuencia y en que circunstancias se produjo" el de Joao Víctor.

El presidente de la sección del colegio de abogados en el estado de Goiás, Miguel Cansado, consideró "preocupante" que el niño haya aprobado el examen y afirmó que este hecho "materializa la alerta que la OAB viene lanzando desde hace tiempo sobre la baja calidad y la mercantilización de la enseñanza jurídica".

En su opinión, ese problema no está siendo tratado por las autoridades con la debida urgencia que se requiere, y pidió que se sancione a las instituciones de educación superior que tratan el curso de Derecho con interés meramente mercantil, sin respeto por la "relevancia que tiene una buena formación superior para la sociedad".

El niño fue inscrito por su padre en el proceso de admisión a través de Internet y el viernes pasado fue llevado personalmente a responder la prueba, que consistía en una selección múltiple y en redactar el texto.

Según la universidad, de acuerdo con sus normas académicas, el niño fue evaluado para determinar si tendría condiciones de pasar a pesar de que para cursar la carrera de derecho el muchacho tendría que aprobar primero la educación secundaria.

Por ello, el centro prometió volver a la familia del niño el dinero pagado por la matrícula.

  • 1