Un buen plato de migas en L0ra del Río para la precampaña

Unas 10.000 personas fueron a un evento que tuvo como protagonista a Griñán

el 29 ene 2012 / 19:07 h.

Más de 200 personas participaron, palas en mano o en la cocina, para preparar los 1.600 kilos de migas

Qué mejor que un buen plato de migas para saciar el estómago en pleno invierno, aunque este sea de los más calurosos que se recuerdan. Eso piensa cada año la
Hermandad del Santo Entierro de Lora del Río , que ayer organizó la XIV edición de Aquí hay miga, que ha atraído incluso al presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, quien por primera vez visitó la ciudad y un acontecimiento que congregó, según fuentes oficiales, en torno a unos 10.000 visitantes.


La expectación generada en Aquí hay miga siempre es importante, pero la llegada de Griñán le añadía un plus a la celebración, ya que éste ofrecía una rueda de prensa a menos de dos meses de las elecciones autonómicas. No hace falta decir que no hubo preguntas relacionada con el evento ni siquiera con Lora del Río. El 25-M marcó la agenda del presidente hasta que se apagaron las grabadoras. Ahí es cuando Griñán participó en Aquí hay miga como uno más, degustando uno de los exquisitos platos cocinados para la ocasión. Hasta se animó a remover la enorme paellera.


Por lo demás todo transcurría con normalidad, gracias a la suma de un éxito tanto de organización como de asistencia. Miles de personas procedentes de los lugares más insospechados se acercaron a Lora del Río para disfrutar de un plato de migas, que se pueden comer en esta villa bañada por el Guadalquivir gracias al trabajo silencioso e impagable de 200 personas que hicieron posible que el primer plato de los 1.600 kilos de migas saliese sobre las doce y media de la mañana.


Manuel Corona, hermano mayor de la Hermandad de Santo Entierro, un año más se mostraba satisfecho con el resultado, ya que el buen clima y el tiempo fue inmejorable. Para Corona la afluencia de público fue excelente, y no influyó la presencia del presidente de la Junta ya que, como él asegura, fue una cosa muy repentina que no estaba anunciada: "La asistencia del presidente José Antonio Griñán fue una sorpresa que no sabíamos, y las personas que vienen de fuera tampoco".


Asimismo, afirmó que la concurrencia de público visitante fue mayor gracias a que, además del convenio alcanzado con Renfe -se sumó con una línea especial del cercanías-, llegaron un autobús repleto de Lucena y otro de Dos Hermanas. Por todo ello, valoró la asistencia de "notable". Finalmente, Manuel Corona quiso acordarse del quien fuese su predecesor como hermano mayor, Antonio González Roldán, recientemente fallecido. Una persona que trabajó como el que más para convertir Aquí hay miga en un orgullo para Lora del Río.

  • 1