Local

«Un buen título es la clave para que una serie triunfe»

Un argumento en el que la vanidad y el dinero se mezclan a partes iguales, bajo un buen título, Sin tetas no hay paraíso, es a juicio del colombiano Gustavo Bolívar la clave del éxito, tanto de su novela como de la serie televisiva que se programa en más de 50 países, incluido España.

el 15 sep 2009 / 01:23 h.

Un argumento en el que la vanidad y el dinero se mezclan a partes iguales, bajo un buen título, Sin tetas no hay paraíso, es a juicio del colombiano Gustavo Bolívar la clave del éxito, tanto de su novela como de la serie televisiva que se programa en más de 50 países, incluido España.

Bolívar acaba de llegar a Madrid, la ciudad en la que durante una semana promocionará su novela Sin tetas no hay paraíso, publicada con notable éxito en Colombia, México, Italia y ahora en España, al tiempo que es traducida en Estados Unidos, Grecia y Polonia.

Además, el escritor llega a España avalado por el éxito que ha obtenido la serie televisiva basada en la novela y que emite Tele 5, con una audiencia de más de cuatro millones de telespectadores. Todo ello se debe, según el escritor y guionista, a que se unieron dos elementos muy universales: "la vanidad -el afán de las mujeres y los hombres por conquistar el mundo con su cuerpo- y el dinero".

La novela, que nunca tuvo la pretensión de traspasar las fronteras colombianas, refleja la historia de una adolescente, de 14 años, que aunque dotada de una gran belleza se siente acomplejada por el tamaño reducido de sus pechos. Y, ahí está la originalidad de la obra, defiende su autor, porque analiza un tema que estaba inexplorado: la estética de los narcotraficantes. De ellos, dice Bolívar, se había hablado mucho, "de la forma en la que trafican y matan, pero nunca de su estética y de sus mujeres".

Consciente de que el argumento le ha robado el protagonismo a cualquier intención literaria, Bolívar dice que la novela está inspirada en una "historia real", que vivió en la ciudad colombiana de Pereira. El escritor explica que en "el eje cafetero de Colombia, donde proliferan los narcotraficantes, la población ha recibido la herencia maldita de que uno se puede enriquecer fácil y de manera rápida". Así, detalla, los muchachos se meten al "sicariato y las niñas en la prostitución para cumplir sus sueños".

Gustavo Bolívar también prepara el rodaje para la gran pantalla de Sin tetas no hay paraíso, que comenzará a partir del 15 de mayo en localizaciones de Colombia y México, bajo una coproducción mexicana, colombiana y estadounidense.

  • 1