Deportes

Un Cajasol con hambre visita a un Granada con sed copera

Primer derbi regional de la temporada para el Cajasol, al que llega hambriento de victorias que ratifiquen su evidente progresión y su más discutible capacidad para ganar lejos de San Pablo. Enfrente, un Granada sediento, ansioso de 'beberse' su primera copa.

el 14 sep 2009 / 21:52 h.

Primer derbi regional de la temporada para el Cajasol, al que llega hambriento de victorias que ratifiquen su evidente progresión y su más discutible capacidad para ganar lejos de San Pablo. Enfrente, un Granada sediento, ansioso de 'beberse' su primera copa. Necesidad contra ilusión, ¿qué se impondrá?

La situación en la que se presenta en la cancha nazarí el equipo de Rubén Magnano es sin duda de precariedad. La mejoría mostrada en los últimos cuatro encuentros no basta cuando sólo dos de ellos se han saldado de forma victoriosa (en casa ante FC Barcelona y Polaris World Murcia) y la asignatura de vencer a domicilio continúa pendiente tras cinco desplazamientos (Las Palmas, Manresa, Bilbao, Menorca y Valladolid) sin fruto alguno.

Hay, por tanto, hambre y el feudo granadino es apetecible, que no es lo mismo que asequible. Despierta el apetito de los cajistas porque es una pista que se les suele dar muy bien (seis victorias, las cuatro últimas consecutivas, y sólo dos derrotas), pero tampoco se deja conquistar por cualquiera: de los equipos que lo han asaltado esta temporada, sólo el Barça ha salido airoso, y con apuros.

Esa fortaleza en casa de los hombres de Valdeolmillos es lo que les mantiene en la puja por acceder a la Copa del Rey. Ahora mismo son octavos con seis victorias, dos más que los sevillanos, y si quieren estar en Vitoria no pueden fallar. El técnico del cuadro nazarí, igual que Magnano, confía en un bloque de siete jugadores entre los que sobresale el recuperado Curtis Borchardt (10.9 puntos y 9.4 rebotes, 20 de valoración, el mejor del equipo), su compatriota Dylan Page (12.9 puntos, máximo anotador) y otros dos jugadores que promedian por encima de la decena: el argentino Nicolás Gianella y el talentoso esloveno Samo Udrih.

Sin bajas y con el ex cajista Carlos Cherry aguarda el CB Granada a un Cajasol que también tiene toda su artillería engrasada tras la brillante irrupción de Andrés Miso, quien además aporta ese espíritu defensivo que siempre ha pregonado Magnano y que debe llevar a aprobar este examen.

  • 1