Deportes

Un Cajasol herido en su orgullo recibe al sorprendente Manresa

El equipo de Joan Plaza, tras el fiasco de Murcia, aspira hoy (20.00) a seguir invicto en casa ante un conjunto catalán que iguala con el segundo de la ACB con tres victorias y una sola derrota.

el 28 oct 2011 / 22:09 h.

  • Por cómo se desenvolvió ante el FC Barcelona, la derrota en Murcia, donde llegó a disponer de 15 puntos de renta, es tan difícil de explicar como de encajar en el espíritu combativo de un Cajasol que con Joan Plaza no suele tener esos lapsus tan llamativos. Sin duda, ese traspiés servirá hoy (20.00) de motivación en un partido con un contrario de menor repercusión mediática pero que ha ganado tantos partidos como el Barça y el Madrid, es decir, camina cuarto con las mismas victorias del segundo y por tanto en un estado que merece respeto y mucha exigencia si San Pablo quiere seguir viendo sólo victorias en esta primera fase de la Liga.

    El éxito del conjunto de Jaume Ponsarnau camina por senda conocida para el Cajasol. El admirable equipo catalán, cuna del pívot cajista Guille Rubio, lidera la clasificación en el apartado defensivo, promediando sólo 63.25 puntos por partido, tras liquidar a Fiatc Mutua Joventut (71-59, Fuenlabrada (73-79) y Gran Canaria (69-60), con la única derrota ante el Blusens Monbus (61-49). El conjunto sevillano, por su parte, sólo ha encajado una media de 68.50 puntos y sus dos victorias las ha logrado como local, ante el Lucentum Alicante (86-61) y Barcelona (81-75), cediendo en sus dos salidas (Caja Laboral por 73-60 y Murcia por 65-58). En esas dos derrotas el problema, precisamente no fue la defensa, sino el ataque. En el partido precedente, por ejemplo, llegó a acumular dos fases de 6 minutos sin hacer canasta y sólo 5 puntos en uno de los cuartos.La versión local, sin embargo y hasta el momento, no ha podido ser mejor, poderosa, aplastante por el dominio en todas las facetas del juego, especialmente en el rebote pero también en la capacidad de anotación. Hoy deberá aplicar ese mismo equilibrio para igualar en victorias al Assignia Manresa, que se ha ganado a pulso su condición de rival directo, por el momento, en la pelea por una plaza en la Copa del Rey.

    La gran diferencia entre uno y otro conjunto está en la profundidad de la rotación, ya que, mientras Plaza tiene diez jugadores que aportan en muchas facetas, Ponsarnau se juega las castañas, básicamente, con Doellman (18 puntos de media), Javi Rodríguez (5.5 asistencias, el mejor de la ACB) y el ex cajista Asselin (11.8 puntos).

    • 1