Deportes

Un cambio con o sin Paco

El Betis y Francisco Chaparro siguen tensando la cuerda de la renovación del trianero. Lo más probable es que la próxima semana se produzca una decisión definitiva al respecto, pero cabe destacar que el club tiene diseñada a grandes rasgos la planificación de la próxima temporada.

el 15 sep 2009 / 04:52 h.

El Betis y Francisco Chaparro siguen tensando la cuerda de la renovación del trianero. Lo más probable es que la próxima semana se produzca una decisión definitiva al respecto, pero cabe destacar que el club tiene diseñada a grandes rasgos la planificación de la próxima temporada. Y en ella, una sorpresa, la posible venta de Rafael Sobis.

Se acerca el desenlace de la renovación de Francisco Chaparro. El técnico agota todo lo que puede los plazos en espera que Manuel Ruiz de Lopera tenga algunos gestos, sobre todo realidades que se palpen en la ciudad deportiva. La definitiva implantación de los dos campos de césped artificial, el gimnasio y el asfaltado de la carretera casi bastarían para que Chaparro se decidiera a firmar el contrato, pero también hay algunas cosas que se deben tener en cuenta, como el hecho de que el técnico no quiere en julio a 32 jugadores a sus órdenes en la ciudad deportiva. No obstante, la semana que viene se deben ver las caras Lopera y Chaparro para tomar una decisión definitiva. A buen seguro, el trianero tendrá que ceder en algunas cosas, porque entrenar al Betis con el contrato que tiene por delante no es moco de pavo.

En espera de la decisión definitiva, que sólo tendrá lugar cuando Lopera y Chaparro se vean las caras, el técnico dialogó ayer con Manuel Momparlet, director deportivo. Una charla informal, normal entre el entrenador y el director deportivo de la entidad, en la que se trató lógicamente de la situación y sobre todo el futuro del Real Betis.

Lo que sí es una realidad es que desde el club se está trabajando para intentar modelar un proyecto con garantías de cara a no pasar apuros la próxima temporada. Se trata de un deseo que en principio tiene asumido el máximo accionista, aunque lógicamente las inversiones están sujetas al presupuesto que puede generar el club verdiblanco. Se moldea un intento de proyecto que chocará con la incredulidad del aficionado bético, que está harto de sufrir decepciones deportivas en los tres últimos años.

El objetivo es fichar al menos cinco futbolistas y los puestos se encuentran definidos. Incluso Chaparro ya ha hablado algunas de estas cuestiones con el club, llegando a la conclusión de que debe llegar un lateral derecho, un central, un pivote defensivo, un extremo derecho y un delantero centro. El club tiene ya muy controlados a algunos jugadores, caso del central Sotirios Kyrgiakos, internacional griego de 28 años que queda libre en el Eintracht de Frankfurt. Los primeros contactos ya se han producido con este futbolista, como con otros como Emaná para el centro del campo. Eso sí, son negociaciones que se encuentran en una fase inicial.

Hace tiempo que el Betis dejó atrás el fichaje de nombres destellantes, casos de Finidi o Alfonso. El perfil de los futbolistas que lleguen al club será bajo, apuestas que pueden salir mal y que son un riesgo. Una cosa sí se tiene clara en cuanto a las salidas y es que se venderá a Rafael Sobis (ayer convocado por Brasil) si llega una buena oferta por él. Una opción para reinvertir.

  • 1