Local

Un canal sin salida

Ni el Ayuntamiento, ni el Estado ni, ahora, la Junta. Los niños de la Doctora Este y de San José de Palmete seguirán jugando en el canal de la Ranilla pese al peligro que supone por su mal estado.

el 15 sep 2009 / 15:47 h.

TAGS:

Ni el Ayuntamiento, ni el Estado ni, ahora, la Junta. Los niños de la Doctora Este y de San José de Palmete seguirán jugando en el canal de la Ranilla pese al peligro que supone por su mal estado. Los vecinos llevaron ayer sus quejas al Parlamento a través del PP, pero no lograron nada.

El 28 de diciembre de 2000, precisamente el día de los Santos Inocentes, el Pleno del Ayuntamiento aprobó por unanimidad que el Consistorio impulsaría un convenio con la Junta para adecuar el canal de la Ranilla, entre San José de Palmete y la Doctora Este. Hoy en día, este convenio no existe y el canal está lleno de basuras y ratas. Según cuentan los vecinos, "es un peligro permanente".

"Ya se han caído -a doce metros de profundidad- tres niños y un hombre mayor porque la loza que cubre el canal está muy debilitada y tiene agujeros", lamenta Diego Gutiérrez, que vive a cien metros del canal, en la Doctora Este.

Y es que muchos vecinos no atraviesan el canal por el puente porque les coge lejos, así que acortan por la capa o tapa de hormigón que lo cubre, una zona en la que los niños juegan "porque no hay instalaciones infantiles". Con todo, los vecinos temen una desgracia y se sienten defraudados porque las administraciones no cumplen sus promesas. "Hasta nos enseñaron un video de cómo quedaría el canal, todo arbolado", dice Gutiérrez, que recordó que en 2002 la Junta les prometió que adecentarían la zona.

Nada de nada. Además, ayer, a una pregunta del portavoz municipal del PP y parlamentario andaluz, Juan Ignacio Zoido, la consejera de Medio Ambiente, Cinta Castillo, lo dejó claro: "Se ha equivocado de institución". Es decir, que quien tiene que arreglar el canal es el Ayuntamiento o la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, del Ministerio de Medio Ambiente.

Los vecinos, pese a que salieron ayer del Parlamento andaluz "más defraudados aún", insisten en que no dejarán "de luchar" por la mejora de su barrio.

Por si fuera poco, el problema del embobedado del canal de la Ranilla sirvió ayer para que populares y socialistas se enzarzaran en un rifirrafe más. Castillo acusó a Zoido de usar el Parlamento para "insultar" al alcalde, mientras que el dirigente del PP arremetió contra la Junta por "sus deudas con Sevilla".

Para Zoido, este caso del canal de la Ranilla demuestra que el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), "no pinta nada" y no hace cumplir lo que aprueba el Pleno.

Castillo lamentó "la puesta en escena mitinera y chabacana" de Zoido, a quien la presidencia de la Cámara le tuvo que llamar la atención porque siguió replicando tras agotar su turno.

  • 1