Local

Un candidato municipal luso mata al marido de su rival

Los socialistas conservan Lisboa y los socialdemócratas el consistorio de Oporto

el 11 oct 2009 / 20:57 h.

TAGS:

El presidente portugués Cavaco Silva votando ayer en un colegio electoral de Lisboa.
El marido de la alcaldesa conservadora de una pequeña localidad del norte de Portugal murió ayer tras enfrentarse a tiros a un rival del Partido Socialista en el colegio donde acudieron a votar en las elecciones municipales.


Según testimonios sobre el incidente recogidos por medios lusos, los dos hombres eran también parientes y se dispararon mutuamente poco después de la apertura del centro de votación de Ermelo, una parroquia del distrito de Vila Real, a unos 400 kilómetros al norte de Lisboa. Las autoridades buscan al candidato socialista, que tras matar al marido de la presidenta socialdemócrata de la junta municipal del pueblo, de 57 años, se dio a la fuga, al parecer herido.

Respecto a los resultados electorales, los primeros sondeos tras el cierre de los colegios electorales indicaban que los socialistas conservarían el Ayuntamiento de Lisboa y la oposición socialdemócrata de centro-derecha el de Oporto. De acuerdo con dichos sondeos, divulgados por varias cadenas de la televisión lusa, el alcalde de Lisboa, Antonio Costa del Partido Socialista (PS), logra entre el 41 y el 48% de los votos, mientras su rival del Partido Social Demócrata (PSD), Pedro Santana, alcanzaría entre un 34 y un 41%.

En la segunda ciudad del país las proyecciones daban la victoria a su actual alcalde, Rui Río, del PSD con un 43 a 50% de votos frente al 31-39% de su rival socialista, Elisa Ferreira. La coalición de comunistas y verdes (CDU) que gobernaba sólo 32 de los 309 municipios del país obtuvo en las dos urbes más importantes de Portugal entre el 6 y el 10% de sufragios, mientras el Bloque de Izquierda, con sólo una alcaldía hasta ahora, únicamente alcanzó entre el 3 y el 6% de los sufragios.

Tras conocer los primeros sondeos, el Partido Social Demócrata se consideró vencedor de las elecciones aunque admitió la posible derrota en Lisboa. "Ganamos estas elecciones", aseguró el coordinador de la campaña del PSD, Manuel Castro Almeida, que restó importancia al aparente fracaso conservador en Lisboa y destacó que su partido se llevó ayer el mayor número de ayuntamientos, como ya ocurrió en las anteriores municipales, de 2005.

Castro Almeida consideró que los primeros resultados y sondeos apuntaban a un "claro" triunfo de su formación, que logró para su candidato Rui Río un tercer mandato en la alcaldía de Oporto, el corazón industrial del país. En los anteriores comicios locales de 2005 los socialdemócratas, con otros apoyos lograron un 39,8% y se hicieron con el poder en 146 ayuntamientos. Otras 100 localidades quedaron en manos socialistas, con el 35,8% de sufragios, y las encuestas apuntan ahora a que no habrá grandes cambios y el PSD da signos de querer presentar la jornada como otro descalabro socialista.

Aunque ganaron las legislativas con un 36,5% de votos frente al 29,1% del PSD, los socialistas perdieron 24 diputados y la mayoría absoluta conquistada en 2005, en tanto los socialdemócratas ganaron seis asientos en la Asamblea lusa pero no consiguieron repetir el triunfo electoral de las elecciones europeas celebradas el pasado mes de junio.
Ferreira Leite aprovechó los actos de la campaña electoral de las municipales para advertir a Sócrates que sólo puede esperar del segundo partido del país mucha oposición y ningún apoyo, ni siquiera en forma de una abstención para facilitar la aprobación de los presupuestos del Estado.

La pugna en los comicios municipales del país vecino ha sido, más que en otras naciones, una lucha a dos, entre el PS y el PSD, porque los otros tres partidos más pequeños del arco parlamentario luso, dos marxistas y uno conservador, tienen una presencia testimonial en el reparto de poder.

  • 1