sábado, 15 diciembre 2018
19:28
, última actualización
Local

Un cargo del PP dimite tras ser detenida por vender Iphones falsos

González llegó al Ayuntamiento como personal de confianza y ocupó la secretaría de Alcaldía un mes

el 16 abr 2012 / 20:03 h.

TAGS:

La red que vendía Iphones falsificados por internet y que tenía Carmona como centro de operaciones ha desencadenado en una dimisión en el Ayuntamiento. La secretaria de Alcaldía, María José González, ha renunciado a su cargo después de haber sido detenida por la Guardia Civil por su presunta implicación en este caso de estafa, en el que fueron arrestadas otras dos personas, también del municipio.  

González llevaba sólo un mes como secretaria del alcalde, Juan Ávila (PP), aunque desde junio de 2011 –cuando entró el nuevo gobierno local–, ya estaba integrada como parte del personal eventual de confianza haciendo las funciones de secretaria del Grupo Popular. La renuncia por motivos personales de la que fuera primera teniente de alcalde, Fátima Álvarez, a finales de enero, llevó a una reestructuración por la que González pasó a ocupar a partir del pasado 29 de febrero el puesto de secretaria de Alcaldía, del que renunció la semana pasada y por el que percibía un sueldo de más de 26.000 euros al año.

Al alcalde de Carmona, Juan Ávila (PP), le ha pillado por sorpresa esta noticia. Así lo ha reconocido en una escueta nota en la que asegura que se enteró de este presunto caso de estafa y de la detención de la ya exsecretaria de Alcaldía “a través de las informaciones publicadas en los medios de comunicación”. Además, precisó que se tratan de hechos que “se circunscriben al ámbito exclusivamente privado y personal de esta trabajadora”, excluyendo así al Ayuntamiento de Carmona de todo lo ocurrido. Por último, el regidor indicó que, una vez conocido estos hechos, el gobierno municipal se puso en contacto con ella para “solicitarle su baja en su puesto de trabajo, que ha ocupado únicamente durante un mes”, además de puntualizar que ella aceptó y, por tanto, “ya no tiene ninguna vinculación laboral” con el Ayuntamiento.

González fue detenida como la presunta autora de un delito contra la propiedad intelectual y otro de estafa, en una operación el que la Guardia Civil también detuvo a dos hombres: A.G.C., de 32 años; y A.C.H.G., de 37 años. El informe del Instituto Armado precisaba que los detenidos ganaban en torno a 6.000 euros al mes sólo por la venta de estos móviles falsificados. La investigación de los hechos se inició el pasado octubre, cuando el equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Carmona recibió una llamada de la comisaría de la Policía Nacional de Carabanche donde se le informa de una estafa por la compra de un Iphone que, en realidad, es una imitación y que, a la vista de la denuncia, los móviles se habrían enviado desde Carmona.

Tras certificar que había más denuncias presentadas en otros puntos territorio nacional y comprobar que esta red operaba en el municipio sevillano, los agentes identifican a tres personas, que estaban perfectamente organizados y coordinados. Así, tal y como informó el Instituto Armado hace una semana, mientras uno se encargaba de comprar los móviles en países fuera de la UE, el segundo los recogía y un tercero se responsabilizaba de poner el anuncio en internet que ofertaba el Iphone a un precio sensiblemente inferior al que tiene en mercado. En esos anuncios, a veces hacía constar que se trataban de simples réplicas y otras no.

La red, que obtuvo unos ingresos de 18.745 euros en tres meses, estaba organizada de tal forma que, para evitar que la página web de alojamiento los vetara, iban cambiando el número de teléfono de contacto cada dos semanas, con lo que también les permitía eludir cualquier reclamación de sus clientes.

La Guardia Civil culmina su investigación tras enviar siete terminales a la compañía Apple, que certifica en un informe que los aparatos en cuestión no proceden de ninguna rama de fabribación propia y, por lo tanto, son falsificaciones. Además, indican que las investigadas carecían de autorización alguna para comercializar sus productos. Tras la notificación, se procedió a su arresto, que vino acompañada de la intervención de 14 móviles que estaban ya preparados para su venta.

Además de desempeñar la función de secretaria de Alcaldía durante algo más de un mes, González también fue incluida en la lista que los populares presentaron a las elecciones municipales del 22 de mayo de 2011, en las que fueron la fuerza política más votada de Carmona. La candidata, que se presentaba por vez primera vez a una cita electoral ocupando el número 12 en la lista –de 21–, se quedó a las puertas de entrar como concejal, ya que los populares obtuvieron nueve concejales que, a la postre, le sirvieron para gobernar en minoría.

  • 1