Local

Un cazador abate en Castilblanco al mayor venado de España

El ejemplar, candidato a récord nacional, tiene de forma provisional 236 puntos por la calidad de su cornamenta.

el 27 oct 2010 / 14:59 h.

TAGS:

El cazador y su trofeo.

Un ciervode Castilblanco de los Arroyos era hasta hace un mes el mayor ejemplar vivo de España. Ahora es el candidato a récord de caza que ostenta orgulloso José Recio, el dueño de la finca El Pimpollar , quien lo abatió en una montería en este paraje de la Sierra Norte. A la espera de la confirmación definitiva -que puede tardar tres meses- el venado tiene en verde (de forma provisional) 236 puntos, con lo que supera con mucho el anterior récord, propiedad del empresario Juan Abelló (2228 puntos), y deja en un discreto tercer lugar a otro cérvido matado por el Rey de España, Juan Carlos I, hace un año.

El nuevo venadocandidato a récord acaparará la portada del mes de noviembre de la revista Caza y Safari, que ofrece un reportaje sobre El Pimpollar, un paraíso para los cazadores porque en la última década ha concentrado hasta 13 ejemplares por encima de 200 puntos CIC, una medida que evalúa las características -mucho más que el tamaño- de la cornamenta de los ciervos. Lafinca está gestionada para la progresiva mejora genética de los animales.

"Es la recompensa a muchos años de gestión y diez años de criar venados de este tipo". Así de orgulloso se muestra Recio tras haber abatido el ejemplar. A la espera de la confirmación -que puede tardar unos tres meses-, Recio sí ostenta oficialmente el récord de Andalucía, que consiguió enuna montería anterior.

En su finca cuenta con unos "150 grandes, aunque también hemos tenido recientemente un reconocimiento por la gestión", explica, y es que en El Pimpollar no sólo se realizan monterías para grupos y recechos de venado, muflón y gamo, sino que también "es muy buena para los cochinos".

El cazador reconoce que "da pena, pero todos los años mueren tres o cuatro ejemplares por peleas entre ellos, además es una cosa bonita porque llega el momento que los tienes que cazar". Este ejemplar, controlado desde tres años antes por José, esperando que su cornamenta llegara a ser lo que ha sido, estuvo a punto de perderse. En dos ocasiones, una el año pasado y otra durante la pasada berrea, en septiembre, acabó malherido tras una tremenda paliza de otro ejemplar. Pero sobrevivió, y con él el trofeo, y tras dos días de buscarlo por la finca apareció para vivir sus últimos momentos y caer abatido en una mancha.

El objetivo y el fruto a diez años de paciencia y buen trabajo está hoy guardado, a la espera de su homologación: récord de España y 236 puntos en verde. Sólo queda esperar.

El Pimpollar se encuentra en pleno corazón de la Sierra Norte, en Castilblanco de los Arroyos y colindante con Almadén de la Plata. Allí se crían estos espectaculares ejemplares. Como explica en su número de noviembre la revista Caza y Safaris -que da en exclusiva la noticia de esta caza de récord-, es un paraíso para cazadores. En la última década, se ha convertido en el coto con los trofeos más cotizados de España gracias a la labor ingente llevada a cabo por sus gestores. Así, ha concentrado la caza de hasta 13 ejemplares por encima de 200 puntos CIC, que evalúa el tamaño y la calidad de las cornamentas. 

 

  • 1