Deportes

Un centenar de béticos protesta a las puertas del estadio mientras el club permanece en silencio

En torno a un centenar de aficionados del Betis se concentraron a primera hora de la mañana de hoy, ante el estadio Manuel Ruiz de Lopera, para protestar, de forma pacífica, por el descenso a Segunda División del equipo, confirmado ayer tras el empate (1-1) frente al Valladolid.

el 16 sep 2009 / 03:38 h.

En torno a un centenar de aficionados del Betis se concentraron a primera hora de la mañana de hoy, ante el estadio Manuel Ruiz de Lopera, para protestar, de forma pacífica, por el descenso a Segunda División del equipo, confirmado ayer tras el empate (1-1) frente al Valladolid, cuando, al contrario de lo sucedido esta mañana, la Policía tuvo que cargar para disolver grupo de seguidores albiverdes que causaron disturbios.

Según adelanta la web 'alfinaldelapalmera.es', la protesta se produjo a partir de las 9.00 de la mañana, delante de las puertas del coliseo heliopolitano y duró una hora. En la misma no se produjeron incidentes, y los hinchas se limitaron a expresar su enojo y exigir responsabilidades a los dirigentes por este descenso.

Sin embargo, desde la cúpula verdiblanca se mantiene una absoluto silencio y ni el presidente, Pepe León, ni ninguno de los consejeros -se comenta que Diego León habría presentado su dimisión- ni mucho menos Lopera, han hablado ni están localizables desde que el momento en que se produjo el referido descenso.

Tampoco hay señal alguna de reacción desde la web oficial del Betis, en la que, en un claro contraste con la situación real, se han limitado a anunciar la presentación, mañana, de un documental sobre el equipo que ganó, allá por 1935, la única Liga que tiene en sus vitrinas la entidad bética.

Al margen, el descenso deja el futuro inmediato del Betis totalmente en el aire, comenzando por el capítulo deportivo, donde ya se han quebrado los fichajes, atados previamente, de Bruno e Iriney, a la espera de lo que pueda suceder con el del meta malaguista Goitia, que también estaba pactado.

Igualmente, varios jugadores, como Juanito -que se irá al Atlético de Madrid-, Edu, cuyo destino pasa por la 'Premier League' o Rivera, sin equipo en principio, aunque ha sonado para el Málaga, terminan contrato y no seguirán en el Betis. Por su lado, y salvo sorpresa, Oliveira volverá al Zaragoza, de donde llegó en el pasado mercado de invierno.

Por último, los 'pesos pesados' de la plantilla, como Emaná, Mark González y Sergio García -este último acumula ya nada menos que tres descensos a Segunda en su carrera, con Levante, Zaragoza y Betis, respectivamente- tendrían, en principio, muy difícil su continuidad, por las elevadas fichas que perciben.

  • 1