sábado, 17 noviembre 2018
12:16
, última actualización

Un chequeo a la patrona del Aljarafe

La Virgen de Loreto se somete a una radiografía para comprobar su estado en el USP Sagrado Corazón de Sevilla.

el 05 nov 2011 / 16:15 h.

Todo paciente necesita un chequeo y la Virgen de Loreto, la patrona del Aljarafe -y el niño que sostiene- lo necesitaba y, además, de manera urgente. Ninguno de los 12 franciscanos que conviven en el santuario donde se aloja la tan preciada talla recuerda revisión alguna, ni siquiera el guardián del convento de Loreto, José Lucas, que sólo tiene constancia de un trabajo de conservación que data del siglo XVIII. Son muchas décadas -y muchas salidas procesionales- y eso ha deteriorado una imagen que ayer, como hacen muchos vecinos de los pueblos, bajó a la capital hispalense para hacerse un chequeo.

El lugar escogido fue el USP Sagrado Corazón de Sevilla, que es experto en estas lides, ya que por el servicio de radiología han pasado pacientes tan singulares como la Virgen de la Merced de la hermandad de Pasión de Sevilla, el Cristo de la Sangre de Huelva o el San José con el niño de la hermandad de Los Panaderos, entre otros. La patrona del Aljarafe se sometió a tales pruebas por recomendación expresa de Ana Álvarez y María José Sánchez, que hicieron las veces de médicos de cabecera de una imagen que, no hay que olvidar, tiene más de 6 siglos. Es de 1384.

Ana y María José son dos restauradoras, conocidas por Luque, que practicaron a la Virgen de Loreto una revisión exterior en la que le detectaron varios daños, sobre todo en el soporte o peana, que ha sido víctima del pie metálico que la sustenta y del cimbreo que sufre cada 8 de septiembre con motivo de su salida procesional. Con el diagnóstico exterior en mano, pidieron que se le hiciera una revisión interior por si tenía daños estructurales o alguna fractura. Y lo más idóneo en estos casos es pasar por una radiología que, por muy raro que pueda parecer, es habitual como técnica no invasiva para buscar una mejor solución de conservación sin afectar a la talla.

En ese momento entra en acción el USP Sagrado Corazón de Sevilla, que de forma altruista ha realizado las pruebas como parte de su acción social. El doctor Ignacio Galán, jefe del Servicio de Diagnóstico por la imagen del centro, fue el encargado, con su equipo, de realizar las pruebas y emitir un diagnóstico tranquilizado: "El paciente está bien en líneas generales, ya que no se detecta ninguna fractura de importancia en la figura", señaló el doctor que, no obstante, tendrá que hacer un análisis más pormenorizado para detectar los desgastes de la Virgen en cada punto.

Una vez se conozca el diagnóstico completo, tocará iniciar el tratamiento, para lo que hacen falta, como no, fondos. Luque es cauto y prefiere ir paso a paso. "Ya llegará el momento de buscar el dinero", señala el franciscano que añade, para alivio de los feligreses, que pese a que tenga que ser intervenida, la Virgen de Loreto no faltará a su cita el próximo 8 de septiembre de 2012.

  • 1