Deportes

Un choque con alguna que otra cuenta por saldar

Real Mallorca y Real Madrid, Gregorio Manzano y Bernd Schuster. El Ono Estadi acoge el duelo de dos equipos con cuentas por saldar, tras la eliminación copera de los blancos a cargo de los baleares, que desató una discusión entre los técnicos.

el 15 sep 2009 / 02:45 h.

Real Mallorca y Real Madrid, Gregorio Manzano y Bernd Schuster. El Ono Estadi acoge el duelo de dos equipos con cuentas por saldar, tras la eliminación copera de los blancos a cargo de los baleares, que desató una discusión entre los técnicos.

Ambos llegan con ganas de olvidar el pasado, con la paz sellada y con distintos objetivos. El Mallorca intentará asegurar de forma matemática la permanencia frente a un rival al que ha derrotado en dos ocasiones esta temporada en la Copa, y que llega para dar un paso decisivo hacia el título de Liga.

El equipo que dirige Gregorio Manzano (noveno con 40 puntos), viene de conquistar dos triunfos consecutivos, ante el Deportivo (1-0) y ante el Valencia en Mestalla (0-3), y sólo ha perdido un partido (Espanyol, 2-1) en toda la segunda vuelta.

Decisivo en muchos partidos, Daniel Güiza -máximo realizador nacional con 17 goles- es, junto al venezolano Juan Arango, la gran baza ofensiva del Mallorca, en el que también destaca el Caño Ibagaza, auténtico 'cerebro' del equipo.

Pese a que es conocido como 'rey del empate' al acumular trece resultados igualados, el insular es uno de los pocos equipos de la Liga que pueden presumir de haber derrotado en dos ocasiones esta temporada al Real Madrid.

Manzano, no obstante, ha obviado esa circunstancia para el choque de esta noche porque "son competiciones muy diferentes", ha dicho. La plantilla bermellona quiere dejar zanjada cuanto antes la permanencia con el objetivo de centrarse en metas mayores, como la clasificación para disputar la UEFA, de la que le separan sólo cinco puntos.

Manzano volverá a encontrarse con su colega Bernd Schuster, al que saludará, según ha explicado, sin dar más importancia al incidente del Bernabeú en el partido de la Copa del Rey, donde hubo sus más y sus menos entre ambos técnicos. El técnico alemán ha recogido el guante y reconoce tener todo olvidado.

Tras romper su dinámica negativa ante el Sevilla, los blancos pretender prolongar el fútbol vistoso con el que se reencontraron en la última jornada para borrar las dudas. Desean dar un golpe definitivo a la Liga, en la que tienen al Villarreal a seis puntos de distancia y al Barcelona a siete.

Schuster sigue sin poder contar con Van Nistelrooy en la delantera pero ha encontrado su sustituto en Higuaín. Tras marcar al Sevilla, el argentino formará tridente ofensivo junto a Robben y Raúl.

La visita del líder se ha traducido en un aumento espectacular en la demanda de localidades, y la directiva del Real Mallorca espera que se registre la mejor entrada de la temporada.

  • 1