domingo, 16 diciembre 2018
18:32
, última actualización
Deportes

Un cierre liguero intrascendente

el 09 may 2012 / 20:25 h.

El Sevilla perdió todas sus opciones ligueras ante el Rayo.

Habitualmente, la última jornada de Liga está llena de partidos trepidantes, pero ese no es el caso del actual Sevilla, que viaja el domingo a Barcelona sin nada que jugarse ante el Espanyol, que tampoco aspira a nada. Una situación extraña para el club en los últimos tiempos. Concretamente, es la cuarta temporada que el equipo no se juega nada en la última jornada desde el último ascenso logrado en 2001. 

En la primera tras el regreso a la élite, el Sevilla de Caparrós se jugaba entrar en Europa e hizo los deberes al ganar al Villarreal, pero el Alavés también ganó en Pamplona y ocupó el séptimo puesto, que daba acceso a la UEFA tras ganar el Deportivo la Copa del Rey al Real Madrid. En la 2002/03, los blanquirrojos llegaron a la cita final sin aspiraciones tras caer en la penúltima jornada en Málaga. Su rival fue el Valencia, que debía ganar para asegurar la UEFA y lo hizo (0-3).

Ya en 2004, el Sevilla logró acceder a Europa después de nueve temporadas tras ganar en la última jornada al Osasuna con un solitario gol de Baptista. Necesitaba ganar y que el Villarreal no lo hiciera, y los amarillos cayeron en Valladolid. Acabó empatado a puntos con el Atlético, al que superó por el golaveraje particular.

Tanto en la 2004/05 como en la 2005/06, el Sevilla tenía opciones de entrar en Champions, pero se tuvo que contentar con entrar en la UEFA. La primera de estas campañas perdió en casa ante el Málaga, y finalmente la cuarta plaza fue para el Betis. En la segunda, ganó 4-3 al Real Madrid en la jornada de clausura, pero el Osasuna también ganó y, aunque quedaron empatados a puntos, los rojillos fueron cuartos por el goal-average.

A por la Liga

En la última jornada de la 2006/07, el Sevilla tuvo incluso posibilidades de ganar el título de Liga. Tras un inoportuno empate en Mallorca, los de Juande necesitaban ganar, que el Madrid no lo hiciera y el Barça perdiera, pero el Villarreal pescó en Nervión y los dos mastodontes ganaron sus partidos.

Tampoco se jugó nada en las dos temporadas siguientes. En 2008, estaba ya clasificado para la UEFA y fuera de la Champions tras ganar el Atlético en la jornada 37. La siguiente era tercero asegurado desde la penúltima cita y ganó al Numancia sin jugarse nada. Quizás la última jornada más agónica de los últimos tiempos fue la de la 09/10, pero un gol de Rodri en el último suspiro dio a los nervionenses la cuarta plaza. Por último, el año pasado sólo se jugaba no ser séptimo y tener que jugar varias rondas previas de la Europa League.

  • 1