Deportes

Un claro aspirante al descenso añora la época del gran Dépor

El Deportivo está demostrando ser uno de los mayores candidatos al descenso, puestos en los que lleva inmerso desde la jornada 14. Una plantilla joven y conformada con una economía de guerra es la encargada de lidiar con esta situación. Los años del Superdépor son historia, ahora toca sufrir.

el 14 sep 2009 / 23:31 h.

El Deportivo está demostrando ser uno de los mayores candidatos al descenso, puestos en los que lleva inmerso desde la jornada 14. Una plantilla joven y conformada con una economía de guerra es la encargada de lidiar con esta situación. Los años del Superdépor son historia, ahora toca sufrir, y de lo lindo.

Sólo Sergio, Manuel Pablo y Valerón son los supervivientes de la época dorada del Deportivo. Los vivos recuerdos de unos éxitos pasados añorados en La Coruña.

En la actualidad, la realidad del conjunto que entrena Miguel Ángel Lotina es bien diferente. Situado en la decimonovena posición, plaza que no abandona desde la jornada 15, se encuentra a dos puntos de la salvación. La victoria el pasado domingo ante el Valladolid (3-1) le supuso un respiro, pero una derrota hoy ante el Betis, un rival directo, lo dejaría muy tocado moralmente.

Hace ya muchos años que Lendoiro no se rasca el bolsillo como antaño, poniendo en práctica una política de fichajes low cost basada en jóvenes promesas que, en muy pocos casos, han roto en tierras gallegas. En esta situación tan complicada, será una plantilla de 25-27 años la encargada de sacar las castañas del fuego, y ya saben, en estos casos la experiencia es un grado.

Una de sus debilidades es el aspecto defensivo, pese a no permitir excesivos remates, estos son muy manifiestos, por lo que ha recibido 33 goles, sólo superado por Zaragoza (35) y Levante (39). Los 18 tantos encajados de rebote es una clara muestra de su falta de concentración en la zaga. Si le sumamos su poco acierto cara a portería, tenemos un cóctel explosivo. Es el cuarto equipo de la Liga que más centra al área y el octavo que más remata, sin embargo, es el sexto que menos dianas anota, 23.

Su jugador más destacado está siendo Guardado, que copa la primera posición en todas las estadísticas ofensivas, y en el choque de ida marcó el gol que supuso la primera derrota del Betis y la primera victoria del Dépor.

Roces internos. A perro flaco todo se le vuelven pulgas. Además de la situación deportiva sufre una crisis institucional, ya que han surgido voces críticas a la gestión de Lendoiro. Para más inri, en la plantilla blanquiazul se palpa el nerviosismo. Hace tres semanas los dos porteros, Aouate y Munúa, salieron a puñetazos, y desde entonces no han vuelto a jugar, por lo que Fabri, el meta del filial, ha ocupado la titularidad.

  • 1