Local

Un colegio ocupará terrenos de la Feria antes de que se mude

El primer colegio público de Los Remedios está ligado a otro macroproyecto: la Ciudad de la Justicia, que se hará en Los Gordales a partir de 2012. Pero el Consistorio y la Junta quieren priorizar la escuela y empezar la obra el año que viene. El problema es que el solar lo ocupan 10 casetas y el traslado de la Feria al Charco de la Pava sigue sin fecha.

el 16 sep 2009 / 00:00 h.

TAGS:

D.Cela /N. Jiménez

El primer colegio público de Los Remedios está ligado a otro macroproyecto: la Ciudad de la Justicia, que se hará en Los Gordales a partir de 2012. Pero el Consistorio y la Junta quieren priorizar la escuela y empezar la obra el año que viene. El problema es que el solar lo ocupan 10 casetas y el traslado de la Feria al Charco de la Pava sigue sin fecha.

Por ese motivo, la solución es mover diez casetas de la calle Costillares, entre ellas la del distrito Nervión y la de Fiestas Mayores, además de varios puestos de turroneros que durante la Feria de Abril ocupan el solar en el que se va a construir un colegio público. Es lo que tiene previsto el Ayuntamiento. No obstante, la obra no empezaría hasta el año que viene y la reubicación de estas casetas no afectaría a la Feria de este año, aunque sí a la de 2010.

Tras quedar bloqueado el traslado del Real (no será durante este mandato), que habría dejado libres los terrenos de Los Gordales, el Consistorio se ha visto obligado a negociar con los titulares de las casetas, a los que ofrecerá un espacio libre al final de la misma calle Costillares, según fuentes municipales. La Delegación de Educación tiene puestas sus esperanzas en ese terreno, de 8.000 metros cuadrados, que abarca una superfice entre Costillares y la calle del Infierno.

El terreno donde iría la escuela de Los Remedios es parte del porcentaje que el Estado (propietario de Los Gordales) tiene que ceder al Consistorio. Por este motivo también se podría empezar a construir la Ciudad de la Justicia antes de que se resuelva el conflicto judicial que pesa sobre estos suelos. El Estado quiere lograr más edificabilidad de la que le ha concedido la Junta en el PGOU, de ahí el pleito.

Sin embargo, el Ayuntamiento asegura que gane quien gane ante los tribunales, los suelos municipales se pueden edificar porque el litigio sólo afecta a los usos lucrativos. La solución podría ser ésta: si gana el Estado, las doce torres de oficinas tendrán 12 plantas, mientras que si gana la Junta, tendrán ocho. Eso es lo que defiende el edil de Urbanismo, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis.

Según fuentes de Fiestas Mayores, cabe aún la posibilidad de que Urbanismo cambie la ubicación del futuro colegio, pero ninguna de las dos áreas municipales han concretado si finalmente será así y, de serlo, cuál sería el nuevo suelo para el centro escolar. Por ahora, lo único definido es el plano del Plan Parcial de Los Gordales, en el que el colegio se sitúa justo delante de la sede de Lipasam. La entrada daría a la avenida Ramón de Carranza, a cinco minutos del centro concertado Padres Blancos.

Al principio, Urbanismo ofreció a Educación un espacio metido en el corazón del Real, entre casetas, porque en teoría la Feria iba a mudarse al Charco de la Pava antes de que empezasen a construir la escuela. Pero al frustrarse el traslado, tuvieron que buscar nuevos enclaves. El delegado de Educación, Jaime Mougan, pidió quedarse con el espacio en el que ahora está el depósito de la grúa, "un lugar idóneo, porque está muy pegado a las viviendas", dice.

Pero el PGOU prevé que ese terreno se reutilice como un parque y eliminar una zona verde del mapa obliga a reubicarla en otro sitio.

Lo mismo ocurrió con la tercera opción, el aparcamiento P-2 de la Feria, junto al río, que también se reconvertirá en zonas ajardinadas.

La nueva escuela tendrá seis unidades, 150 plazas de Infantil y 150 de Primaria, que servirán para desahogar la demanda de puestos escolares en el barrio, donde no existe oferta pública. Por esta razón, Los Remedios es, históricamente, el barrio que más problemas de escolarización tiene en Sevilla, porque la competencia entre vecinos para lograr plaza en los centros concertados es muy fuerte y la delegación tiene que trasladar a muchos de esos niños hasta Triana, donde la oferta escolar es más variada.

Triana-Los Remedios es uno de los distritos escolares con mayor superficie, porque absorbe a todas las empresas ubicadas en el parque tecnológico de la Cartuja, donde trabajan 25.000 personas, que tienen prioridad por domicilio laboral para escolarizar a sus hijos en estos barrios.

Sin embargo, Triana es una zona muy heterogénea, donde viven familias muy humildes y nuevos vecinos con un poder adquisitivo mayor. Los colegios del barrio están muy envejecidos y los padres de Los Remedios prefieren escolarizar a sus hijos en centros privados concertados antes que trasladarlos a esas escuelas de Triana. Aún así, cada vez que se abre el plazo de matriculación, no es raro encontrarse en los balcones de Los Remedios carteles de protesta, quejándose de que en su barrio no hay colegios públicos.

El delegado de Educación es consciente del problema. Ni siquiera el Vara de Rey, en Tablada, un colegio para hijos de militares que se integró hace un año en la red escolar pública, ha servido para desinflar la demanda. "En Los Remedios, igual que en el Casco Antiguo, no hay espacio, no hay suelo público donde poder hacer colegios", dice Mougan.

  • 1