jueves, 21 febrero 2019
08:37
, última actualización
Local

Un colombiano recibe dos disparos en el cuello y la boca durante un tiroteo en una discoteca del Calonge

El herido fue trasladado al Virgen del Rocío, donde se encuentra custodiado por la Policía al estar en situación irregular en España. Los investigadores ignoran aún qué provocó el tiroteo.

el 06 jul 2010 / 11:28 h.

TAGS:

Un ciudadano de nacionalidad colombiana, cuya identidad no ha sido facilitada, resultó herido de bala en el cuello y en la boca la madrugada del lunes, durante un tiroteo que se produjo en la discoteca Baracoa, en la calle Calcio del Polígono Calonge, según han informado fuentes policiales. Todavía se desconocen los motivos por lo que se produjeron los disparos, al parecer durante una riña en la que participó un gran número de personas. La víctima fue trasladada por la propia Policía hasta el hospital Virgen del Rocío, donde ha quedado ingresado en planta con un traumatismo abierto cervical y oral, según ha explicado la portavoz del hospital. Los médicos no han decido todavía si tendrán que operarlo, bien para extraer posibles fragmentos de las balas, si aún estuvieran en el interior, o para reparar los daños que ha sufrido.

El grupo de Homicidios se ha hecho cargo de una investigación que se encuentra aún en una fase tan incipiente, que se desconoce incluso si el herido participó en el tiroteo o si se trata de la víctima de una pelea entre otras personas. Se mantienen por tanto abiertas todas las hipótesis sobre los motivos del disparo, que tuvo lugar en una discoteca frecuentada por ciudadanos sudamericanos. Lo que sí ha confirmado la Policía es que no tiene su documentación de inmigración en regla, por lo que se encuentra en situación irregular en España y permanece bajo custodia policial en el hospital.

En declaraciones a Europa Press Televisión, una trabajadora de un comercio cercano, Raquel Pliego, comentó que el rumor que circula por el polígono industrial es que el tiroteo fue debido a un "asunto de drogas". Añadió que en la discoteca la gente está siempre "muy borracha y liándola".

"Los trabajadores de la zona tenemos miedo, nos los encontramos por los callejones manteniendo relaciones sexuales a primeras horas de la mañana y te asustan. Un día yo pasé por aquí para coger mi coche y dos colombianos me siguieron. Tenemos un poco de respeto por lo que nos pueda pasar", comentó asustada esta trabajadora, que añadió que los trabajadores de la zona no se han extrañado por este suceso porque en el local se veían cosas "que no eran normales".

  • 1