lunes, 22 abril 2019
03:45
, última actualización
Deportes

Un compromiso por deferencia

El Córdoba confirma al Mairena que retornará en Navidad al Nuevo San Bartolomé. El ingreso en taquilla apenas alcanzó los 1.500 euros.

el 18 ago 2014 / 10:37 h.

mairena - bernardo ruiz_opt El mairenero Álvarez presiona al cordobesista Damián. Bernardo Ruiz. La junta directiva del Mairena eligió al Córdoba, recién ascendido a Primera División, para que ejerciera de invitado estrella en la XXIII edición del Trofeo Villa de Mairena. Sin embargo, el técnico del conjunto albiverde, el exbarcelonista Chapi Ferrer, sólo convocó a cinco integrantes de la primera plantilla, Iago Bouzón, Pinillos, Rossi, Ekeng y Fidel, quienes, además, ni participaron. La decisión, que se difundió a través de las redes sociales varias horas antes de la celebración del choque, generó que la recaudación en taquilla se rebajara de forma notable en comparación con la estimación realizada en las oficinas del Nuevo San Bartolomé. Así, Francisco Sánchez, presidente del club alcoreño, trasladó su malestar al director deportivo y embajador de la entidad de El Arcángel, Pedro Cordero. En la zona anexa al túnel de vestuarios, Cordero, escoltado por Cándido Cardoso, componente de la dirección deportiva cordobesista, se comprometió personalmente con Sánchez a que la primera plantilla albiverde retornará al Nuevo San Bartolomé durante el parón de Navidad, una medida que ha calmado los ánimos en Los Alcores. El Mairena cumplió de forma escrupulosa con los requisitos que exigió el Córdoba, que acudió con Ferrer como único reclamo. Según ha podido saber El Decano, la recaudación apenas alcanzó los 1.500 euros. En el apartado de gastos, el staff albinegro pagó 500 euros a la empresa que trasladó al CCF, 180 al trío arbitral y 100 al comercio que preparó el picnic. En total, 780 euros de inversión, una cifra que sólo originó 700 euros de beneficio.

  • 1