Local

Un concurso internacional decidirá cómo renovar Regiones Devastadas

La remodelación de la barriada de Regiones Devastadas se hará a través de un concurso internacional de ideas. Un segundo bloque ha sido ya desalojado.

el 23 sep 2009 / 20:21 h.

Un concurso internacional de ideas permitirá que arquitectos de todo el mundo presenten sus propuestas para renovar la ruinosa barriada de Regiones Devastadas, cuyos vecinos ya se están trasladando a viviendas municipales para que los 18 bloques de pisos sean derribados. Cuatro familias del segundo edificio se marcharon ayer con pena.


"Es que yo no me quiero ir, aunque el piso nuevo sea mucho mejor", insistía Valle, que a sus 80 años es, con Lola, la vecina más antigua del bloque. Mientras los operarios de la mudanza sacaban cajas de cartón de las que asomaban adornos y una maceta, la mujer se apoyaba contra la puerta del piso y contaba que entró en él hace 52 años, con dos hijos, y que el pequeño nació en uno de los dormitorios cercanos al pasillo de entrada. "Tu hijo Antonio, mi casi hermano", remachaba Lola: "Me acuerdo de que cuando nació trajeron una caja de pasteles y yo al verlos, como pasábamos hambre, envolví una zapatilla en una toalla y dije que era un niño que había nacido, para que me dieran pasteles también".


Los recuerdos de las mujeres se mezclaban con el estruendo de martillazos con los que los obreros destrozaban puertas y ventanas para tapiarlas con ladrillos y evitar que nadie entre en las casas.


Cuatro de las nueve familias de la avenida San Juan de la Cruz 10 se marcharon ayer, cuatro se mudarán hoy y mañana se irá la última, cada una a una vivienda de Emvisesa que ha podido elegir. Valle, que se irá a la no tan lejana barriada de Las Águilas, admite que la nueva casa es mejor pero le asusta encontrarse sola, a su edad, después de haber vivido tanto tiempo en un bloque "estupendo" cuyos vecinos tenían siempre las puertas abiertas y llaves de los pisos de los demás para entrar si les hacía falta, porque medio siglo de convivencia da mucha confianza.


Saben que cuando se tiren sus bloques y se levanten los nuevos podrán volver, pagando el mismo alquiler de 1,8 euros al mes -el Ayuntamiento se ha comprometido por escrito- o, si lo prefiere, quedarse en el nuevo, bien en alquiler o bien comprándolo. Lo que no saben es cuándo será.


El concejal de Urbanismo, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, asistió al inicio de la mudanza -que paga el Ayuntamiento- para tranquilizar a las familias, aclarar sus dudas y entregarles las llaves de sus nuevas casas.


El Consistorio demolerá toda la barriada, 18 bloques con 210 viviendas, que datan de 1957 y sufren un grave deterioro. Los edificios serán sustituidos por los que se elijan en el concurso de ideas, "nuevas viviendas protegidas más amplias y acordes a las actuales necesidades de los vecinos", insistió Celis, que justificó el carácter internacional del certamen para dar a la regeneración de la barriada la relevancia que merece, "porque le estamos poniendo mucho mimo", aseguró.

  • 1