miércoles, 14 noviembre 2018
06:33
, última actualización
Local

Un conductor ebrio se salta dos semáforos en rojo y mata a dos jóvenes

El joven está detenido por dos homicidios imprudentes, por lo que la Policía lo custodia en el hospital en el que fue ingresado.

el 30 oct 2011 / 08:17 h.

TAGS:

Un chico de 23 años y una chica de 20 murieron la madrugada de ayer en un brutal accidente en la avenida Juan Pablo II, junto al recinto ferial, al ser embestido su coche por otro que circulaba a gran velocidad, se había saltado dos semáforos en rojo y estaba en manos de un conductor borracho, según los primeros datos recabados por la Policía Local. El causante del accidente ha sido detenido por dos delitos de homicidio por imprudencia, según informó el Ayuntamiento. Hace un año, otra joven de 20 años moría en una avenida paralela, Carrero Blanco, atropellada por otro conductor borracho que también conducía de forma temeraria.

Los fallecidos viajaban en un Peougeot 206 gris metalizado, que salió de la calle Costillares sobre las 5.25 de la madrugada a poca velocidad, ya que su semáforo se acababa de poner en verde. En su camino se cruzó un Volkswagen Golf rojo, procedente del puente de las Delicias y de camino al Aljarafe, que se acababa de saltar al menos dos semáforos en rojo y que los arrolló con tal fuerza que los dos chicos murieron en el acto. Las primeras llamadas al servicio de emergencias 061 ya alertaban de que no tenían pulso. Cuando el 061 llegó al lugar, unos diez minutos después, ni siquiera pudo intentar reanimarlos porque ambos se encontraban sin vida desde hacía varios minutos.

El impacto, en la esquina fronto-lateral izquierda del Peugeot, fue tan violento que lo lanzó a varios metros de distancia y ambos vehículos quedaron bloqueados. El causante del accidente arrojó cerca de cuatro veces la tasa de alcohol permitida y fue detenido. Está custodiado por la Policía Local en el área de Traumatología del hospital Virgen del Rocío, donde fue ingresado con una contusión en el tórax de carácter leve, según fuentes de 061, que trasladó al lugar una UVI móvil y una ambulancia convencional.

Las primeras pesquisas refrendan la tesis de que el conductor, J.S.R., de 24 años, iban tan rápido que probablemente ni vio el coche de los fallecidos, ya que en el asfalto no había huellas de frenada, que se hubieran marcado si hubiera tratado de parar. Se había saltado al menos dos semáforos -siempre a la espera de que los informes técnicos lo refrenden- y en el cambio de marchas llevaba metida la quinta, según comprobaron los agentes que atendieron la colisión, que le realizaron también una extracción de sangre que ha sido enviada al Instituto Nacional de Toxicología para su análisis.

La Policía le atribuye dos delitos de homicidio por imprudencia, por lo que seguirá detenido y bajo custodia policial en el hospital. Cuando reciba el alta se le tomará declaración para unirla al atestado inicial, que los agentes tenían previsto redactar hoy lunes para enviarlo al juzgado. En los próximos días se le irán añadiendo los resultados de otras pesquisas, como la reconstrucción del accidente o el test toxicológico de la muestra de sangre.

Los dos fallecidos han sido identificados como R.M.R.C., una chica de 20 años que ayer fue trasladada al tanatorio de Servisa, en San Jerónimo; y A.A.M.J., un joven de 23 años nacional de la República Dominicana.

A ambos se le realizó la autopsia ayer domingo por la mañana, por lo que la chica podría ser enterrada hoy mismo, aunque su familia solicitó que no se facilitasen datos del sepelio y trasladó su voluntad de no realizar ninguna declaración, según informaron fuentes del tanatorio.

El joven, en cambio, será repatriado a la República Dominicana una vez que se realicen todos los trámites burocráticos.

La zona en la que se produjo el atropello, en el entorno del recinto ferial, ha registrado varios accidentes de tráfico mortales en pocos años. El campo de la Feria es una zona donde son habituales las botellonas juveniles y hay varias discotecas cerca. Hace un año moría Silvia Reyes, una joven de 20 años atropellada en Carrero Blanco por un joven que el mes pasado fue condenado a siete años de cárcel por homicidio imprudente y omisión del deber de socorro. Hace tres años, otro joven de 17 años, Antonio Olmedo, moría atropellado en Juan Sebastián Elcano tras saltarse la mediana para huir de una pelea.


  • 1