Local

Un congreso sin sobresaltos

El decimoprimer congreso del PSOE andaluz concluyó ayer sin que sus protagonistas se saltasen una sola línea del guión establecido de antemano por quienes trabajan en el puente de mando de la organización socialista. Chaves sumará cuatro años a los catorce que lleva de secretario general del PSOE andaluz y asciende al puesto de vicesecretario al gaditano Luis Pizarro...

el 15 sep 2009 / 07:53 h.

El decimoprimer congreso del PSOE andaluz concluyó ayer sin que sus protagonistas se saltasen una sola línea del guión establecido de antemano por quienes trabajan en el puente de mando de la organización socialista. Chaves sumará cuatro años a los catorce que lleva de secretario general del PSOE andaluz y asciende al puesto de vicesecretario al gaditano Luis Pizarro, a quien recompensa por su labor de control del partido durante este tiempo.

Zanja así cualquier atisbo de debate sucesorio y mantiene el actual equilibrio de poderes. Chaves administrará los tiempos de su futura sucesión, pero recalca ya que está dispuesto a presentarse como candidato del PSOE a la presidencia de la Junta en 2012. Le avalan los resultados, se siente fuerte y con ganas de seguir. Y lo hará acompañado de una ejecutiva con nombres nuevos, marcada por los repartos de poder establecidos en función de las cuotas territoriales y por un esquema que reproduce a escala andaluza las líneas básicas del Congreso Federal socialista.

En otro orden, los dirigentes andaluces no se desvían de las conclusiones aprobadas del mismo federal, como demuestran las ponencias relativas a la financiacion autonómica y local o el giro que se percibe en las propuestas relativas a la extensión de los derechos para los inmigrantes o a la ampliación de los plazos de la ley del aborto. Hay un punto en el que, sin embargo, sí se observan diferencias: en la crisis económica. A diferencia de Zapatero, Chaves sí reconoce sin tapujos que traerá consigo "años difíciles".

En este apartado, promete que Andalucía saldrá de ella con más fuerza que antes, pero también aprovecha para denunciar la soledad de su partido por "la incapacidad para el diálogo y la negociación de los partidos de la oposición". Ahí, Chaves y los demás debería de esforzarse en buscar más acuerdos por el bien de todos y olvidarse de una soledad que, en todo caso, es la más apreciada en política: la del poder.

  • 1