martes, 11 diciembre 2018
22:40
, última actualización

Un cupón muy flamenco

el 13 jun 2014 / 23:47 h.

Montse Amador durante su actuación. Foto: Salvador Criado Montse Amador durante su actuación. Foto: Salvador Criado Con unos cantes por alegrías y bulerías finalizó ayer el acto de presentación del cupón que la ONCE ha dedicado al Potaje Gitano de Utrera. El festival flamenco más antiguo de España llegará a 5,5 millones de personas en todo el país gracias a esta publicación, que se jugará el próximo 23 de junio. La hermandad de los Gitanos organiza cada verano este importante evento. Su casa-hermandad fue el marco en el que se dio a conocer el diseño del citado cupón, que preside el carro y la olla de potaje, símbolos del festival que se celebrará el día 28, y que este año rendirá homenaje a la bailaora Sara Baras. El hermano mayor de la cofradía de la Madrugá utrerana, Juan Peña, se mostró «orgulloso, feliz y enormemente agradecido a la Organización Nacional de Ciegos Españoles», porque este cupón «da la posibilidad de que se conozca el festival a nivel nacional». El delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Patricio Cárceles, destacó el «claro compromiso» de esta organización con Utrera, en esta ocasión «presumiendo y poniendo en valor uno de sus mejores escaparates, como es el Potaje Gitano, referente principal del flamenco en nuestro país». Este cupón «visualiza el orgullo de Utrera por el flamenco», suponiendo «cinco millones y medio de vallas publicitarias que aportan a este festival, y a Utrera en sí misma, una proyección de un valor incalculable en términos de imagen». Al igual que Cárceles, el vicepresidente de la ONCE, el utrerano Andrés Ramos, ensalzó el Potaje Gitano y se refirió a la importancia que tiene el flamenco en la localidad. Además, puso a Utrera como ejemplo de integración y convivencia entre gitanos y no gitanos. El acto lo cerró el alcalde, Francisco Jiménez, quien tuvo palabras de reconocimiento para la hermandad de los Gitanos y para la ONCE, una organización con la que el Ayuntamiento colabora de cara a hacer posible un ambicioso plan de eliminación de barreras arquitectónicas en el municipio. Antes del rato de convivencia que pudieron disfrutar las muchas personas que acudieron a la casa-hermandad, los asistentes tuvieron la oportunidad de escuchar a Montse Amador, vendedora de la ONCE, quien ofreció unas pinceladas de cante flamenco acompañada a la guitarra por Víctor Serrano.

  • 1