Economía

Un denunciante de Contsa eleva a 2.000 los afectados

Un inversor de Contsa precisó que la empresa, ha generado un "escándalo financiero de gran magnitud" porque los ahorradores afectados supera la cifra de los 2.000. (Foto: Paco Cazalla).

el 15 sep 2009 / 01:46 h.

Miguel L.L., inversor de Contsa y uno de los dos denunciantes por presunta estafa y delito societario, precisó ayer que la la empresa, actualmente en suspensión de pagos, ha generado un "escándalo financiero de gran magnitud" porque no son 1.200 los ahorradores afectados, sino que la cifra supera los 2.000.

Junto a su abogado, Juan de Dios Rodríguez, este inversor y accionista de Contsa, consideró ayer que ha llegado el momento de "desmontar esta trama". Su denuncia, que se dirige contra el presidente de la empresa, José Salas Burzón, es por un presunto delito de estafa y delito societario, aunque también incluye la supuesta falsedad en la lista de acreedores que Contsa ha presentado ante el Juzgado de lo Mercantil.

Y es que en este listado aparecen 609 personas, mientras que Salas Burzón ha reiterado en continuas ocasiones que hay unos 1.200 inversores. Una cifra que, según Miguel L.L., quien invirtió en Contsa 484.380 euros, no se ajusta a la realidad porque "hay más de 2.000 inversores".

"Animo a todos los acreedores que no aparezcan en las listas del concurso necesario que aporten su contrato al juzgado", agregó. Y fue más allá al aseverar que la empresa está en situación de "quiebra fraudulenta". "Yo aparezco en esas listas con 60.000 euros de inversión, cuando en realidad aporté más de 480.000 euros. Ha llegado el momento de desmontar esta farsa", apostilló.

En este sentido, tanto el denunciante como su abogado explicaron que José Salas amplió el capital de la empresa en 2007 con objeto de obtener beneficios para poder devolver los intereses, si bien, a pesar de que Miguel L.L. "siempre había cobrado dichos intereses", a finales de 2007 la situación cambió y desaparecieron los pagos prometidos por Contsa.

Asimismo, el letrado dijo que "muchos inversores están acudiendo al juzgado para consultar la lista aportada por la empresa y se están encontrando con que no aparecen en ella", mientras que, por otro lado, "aparecen como acreedoras varias sociedades de Contsa Corporación Empresarial, como Contsa SL, Contsa Patrimonio y Sociedades y Contsa Abogados, a las que, según esta lista, se les debe algo más de dos millones de euros, el 4% de los 49 millones que suman las cantidades de los 609 acreedores que figuran".

Por ello, el Juzgado de lo Mercantil está entregando documentación para informar del proceso a seguir en el caso de los inversores que no están incluidos en la lista de acreedores.

Los abogados de Miguel L.L. analizaron tanto las demandas del concurso necesario -presentado por uno de los acreedores- como del concurso voluntario presentado en febrero por la empresa, sus motivos y fundamentos, que les ha llevado a deducir que "la solicitud de concurso voluntario se realiza sobre la base de una información errónea o falsa, en el sentido de que Contsa declara como acreedores a sociedades de su grupo o vinculadas directamente por valor de dos millones". Es decir, que de los 49 millones que adeuda, "dos son débitos que tienen con ellos mismos a través de diversas empresas del grupo o participadas", agregó.

El inversor, que se siente "estafado y amenazado", aseguró que mañana se ofrecerá de manera "voluntaria" ante el Juzgado "por si hubiera alguna renuncia" de los tres administradores nombrados, un abogado, un economista y un representante de Metrovacesa.

  • 1