Deportes

Un derbi para salir del hoyo o meterse en él de cabeza

No es un derbi regional, ni una final: es todo ello y mucho más. A Cajasol y CB Granada les va la vida en el duelo que protagonizan este mediodía en San Pablo. Quien gane casi podrá respirar, quien caiga verá seriamente comprometida su permanencia en la Liga ACB. (Foto: José Manuel Cabello).

el 15 sep 2009 / 03:28 h.

No es un derbi regional, ni una final: es todo ello y mucho más. A Cajasol y CB Granada les va la vida en el duelo que protagonizan este mediodía en San Pablo. Quien gane casi podrá respirar, quien caiga verá seriamente comprometida su permanencia en la Liga ACB.

Sevillanos y nazarís forman parte de ese pelotón de siete equipos que ya hace algunas jornadas dejaron de mirar para arriba y sólo tienen en mente que el moribundo Estudiantes no reviva en este tramo final de infarto. Las dos victorias de margen que los conjuntos de Comas y Valdeolmillos tienen sobre los madrileños se pueden quedar en agua de borrajas si los de Perasovic logran el pleno, dado que a ambas escuadras andaluzas les queda después de hoy un programa de lo más complicado: TAU, Unicaja y Real Madrid a los locales; y el mismo Estudiantes, Joventut y TAU a los visitantes.

En todo caso, el Cajasol tiene todo a su favor para llevarse este trascendental duelo y salir del hoyo; no tanto por su fiabilidad -cuando tiene la calma a tiro siempre se estrella- como por el momento tan nefasto en el que acude el rival granadino. Un equipo que ha acusado en exceso la ausencia de su estrella Curtis Borchardt y que nada tiene que ver con el que acarició su concurso en la Copa del Rey. De hecho, el cuadro nazarí sólo ha ganado tres partidos en la segunda vuelta y acumula una serie de dos triunfos en sus últimos once encuentros.

Y no sólo eso. Las lesiones de Carlos Cherry y Juan Ignacio Jasen han obligado a hacer modificaciones sobre la marcha en el plantel, que sólo dispone de nueve hombres. El Granada, no obstante, cuenta con una columna vertebral muy definida formada por los exteriores Nico Gianella (12 puntos de media) y Andrea Pecile, además del talentoso Samo Udrih, penetrando una y otra vez para resquebrajar las defensas contrarias; y con Dylan Page (8o máximo anotador del campeonato, con 14.6 puntos de promedio) como referente en la pintura, donde le acompañan bregadores pívots nacionales.

Ahí, en el juego interior, tiene el Cajasol mucha ventaja por la envergadura de Betts y Bueno, si bien es más probable que el partido se resuelva a golpe de triples, faceta en la que los sevillanos son el tercer mejor equipo (39.46%) y los granadinos el siguiente (38.20%).

El cuadro de Comas, en fase de recuperación (7 victorias por 6 derrotas en la segunda vuelta), no acaba de hacerse fuerte en casa (tres triunfos de seis con el catalán), pero tras su providencial victoria en Murcia no puede fallar. Y si consigue superar el average con el Granada (81-76 en la ida), el golpe será casi definitivo.

  • 1